Norte Grande

Desiertos, oasis, playas cálidas, cumbres nevadas. Los paisajes de esta zona solo tienen en común una belleza sobrecogedora. El Norte Grande abarca desde Arica, por el norte, hasta el límite sur de la Región de Antofagasta.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 14/03/2012
  • Imprimir

Índice de Temas:

  1. La zona más árida del país
  2. Relieve y biogeografía
  3. Desarrollo histórico y cultural

Relieve y biogeografía

Esta región se caracteriza por disponer de grandes espacios despoblados.

Esta región se caracteriza por disponer de grandes espacios despoblados.

Altiplano y desierto

En el Norte Grande del país, se distinguen cinco de las grandes formas básicas del relieve chileno. Estas son: planicie litoral, cordillera de la Costa, depresión intermedia, altiplano y cordillera de los Andes. Sin embargo, cada una de las regiones que conforman este sector tiene algunos rasgos particulares.

- Región de Arica y Parinacota: además de presentarse estos cinco tipos de relieve, en la zona costera y en la depresión intermedia se presentan dos nuevos accidentes geográficos: el farellón costero y la meseta de Tarapacá.

El primero es un cordón uniforme seccionado por la quebrada de Vítor (al sur de la ciudad de Arica). Esta formación cae abruptamente al mar en forma de acantilado. El segundo, la meseta de Tarapacá, se encuentra interrumpido por varias quebradas, las que han dado origen a pequeñas pampas, como la de Chaca y la de Camarones.

La planicie costera es escasa y casi inexistente en esta región, excepto donde se emplaza la ciudad de Arica. La cordillera de la Costa nace en el cerro Camaraca, a 30 km al sur de la línea de la Concordia.

La depresión intermedia es una extensa planicie que alcanza unos 40 km de ancho y cuyas alturas van desde 500 a 2.000 msnm. El altiplano es una meseta de gran extensión ubicada a gran altura (4.000 msnm), y la cordillera de los Andes se presenta maciza, alta y volcánica, con cimas sobre los 6.000 msnm.

- Región de Tarapacá: es posible también distinguir el relieve del farellón costero y las otras cinco formas que caracterizan esta zona.

La planicie litoral presenta una zona angosta entre el mar y la cordillera de la Costa, originada por la erosión de esta última. El farellón costero se caracteriza por ser un macizo sólido, que surge desde las profundidades, alcanzando los 800 msnm. La cordillera de la Costa es escasa, y sólo se desarrolla desde Punta Camarones hasta el río Loa. La depresión intermedia corresponde a un espacio que se desarrolló por diferentes erosiones y por la acción del viento y del agua. Aquí se ubica la pampa del Tamarugal, una meseta que va desde los 600 hasta los 1.500 msnm.

El altiplano es una planicie que se ubica entre el cordón oriental y el occidental de la cordillera de los Andes. Esta última también se presenta alta y maciza, con alturas cercanas a los 6.000 msnm. En los faldeos del lado poniente, hay algunas serranías, las que están interrumpidas por profundas quebradas de extensión variable.

- Región de Antofagasta: tiene una fisonomía muy similar a la de Tarapacá, pero al este de la depresión intermedia aparece un nuevo accidente geográfico: la cordillera de Domeyko. Esta se extiende hasta la quebrada de Paipote (Región de Atacama) y alcanza alturas superiores a los 3.000 msnm, y algunas, incluso, pasan de los 4.000 msnm, como el cerro Quimal (4.276 msnm).

La planicie litoral es más ancha que en las otras dos regiones, pero al sur de Antofagasta se ve interrumpida, reapareciendo en el sector de El Cobre. La cordillera de la Costa se localiza al sur del río Loa y actúa como un biombo climático que detiene los vientos húmedos del mar y contribuye a la aridez de la depresión intermedia. Esta última está representada por la continuación de la pampa del Tamarugal, donde hay una gran cantidad de salares, y por el desierto de Atacama, que se inicia al sur del río Loa, extendiéndose hasta la Región de Atacama. Al igual que en las regiones anteriores, la cordillera de los Andes es alta, maciza y con gran vulcanismo.

Flora y fauna

El patrón biogeográfico del Norte Grande está directamente relacionado con la escasez de agua, la alta radiación solar y la extrema aridez. Además, se caracteriza por presentar un importante porcentaje de especies endémicas. A continuación, nombraremos las especies vegetales y animales más representativas de este sector. En la zona costera predominan las hierbas y los pastos que crecen en los períodos de mayor humedad, como los líquenes y varias especies de cactáceas (cactos). También se puede encontrar el Rabo de zorro (Sideritis angustifolia), la manzanilla silvestre (Anthemis arvensis) y la malvilla (Cristaria aspera).

Entre la fauna que habita en este territorio, se encuentran el chungungo (Lontra felina), el lobo marino de un pelo (Otaria flavescens), el jilguero (Carduelis barbatus), el yal (Phygilus fruticeli) y el zorro culpeo (Lycalopex culpaeus). En la pampa (depresión intermedia), debido a la extrema sequedad y a las altas temperaturas, casi no hay vegetación. Sin embargo, la existente se adapta perfectamente a estas condiciones, destacándose algunas cactáceas, hierbas y arbustos, como la congonilla (Peperonia doellii), la pata de guanaco (Calandrinialongiscapa) y el árbol más común, que es el tamarugo (Prosopis tamarugo).

La fauna también es escasa y sólo se pueden ver algunas aves como el comesebo del tamarugo (Conirostrum tamarugense) y el saca tu real (Pyrocephalus rubinus).

En el sector andino crece la llareta (Azorella compacta), el susurco (Mulinium crassifolium), la queñoa (Polylepis spp.), entre otras. La fauna típica aquí se compone principalmente de los camélidos vicuña (Vicugna vicugna), llama (Lama glama) y guanaco (Lama guanicoe) y de otros mamíferos como la vizcacha (Lagidium viscacia).

También se pueden ver algunas aves como las tres especies de flamencos que habitan en Chile, que son flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis), flamenco andino o parina grande (Phoenicoparrus andinus) y flamenco chico o parina chica (Phoenicoparrus jamesi), el cóndor (Vultur gryphus) y el pato puna (Anas puna).

Población de la Zona Norte

La población de la Región de Arica y Parinacota alcanza los 189.644 habitantes (Censo 2002) y su densidad regional es de 11,24 hab/km². En la Región de Tarapacá, la población llega los 236.950 habitantes (Censo 2002) y su densidad regional a los 5,65 hab/km², y en la Región de Antofagasta hay 493.984 habitantes (Censo 2002) y su densidad regional es de 3,9 hab/km².

Escasa hidrografía

En el Norte Grande, entre los factores que condicionan la poca disponibilidad hídrica están el clima, las características del suelo y la aridez. En la Región de Arica y Parinacota destacan el lago Chungará y los ríos Lluta, Caquena y Lauca. En la Región de Tarapacá no hay ríos con curso permanente, salvo la presencia por el sur del río Loa. Este último es el más importante de la Región de Antofagasta y el más largo del país.

Condiciones climáticas

En las tres regiones que componen el Norte Grande se distinguen cuatro tipos de clima:

- Clima desértico con nublados abundantes: predomina en el litoral y se caracteriza por la escasez de lluvia y niebla matinal, conocida como camanchaca.

- Clima desértico normal: se presenta en la depresión intermedia y se caracteriza por cielos despejados todo el año y una marcada oscilación térmica diaria.

- Clima desértico marginal de altura: se desarrolla sobre los 2.000 msnm. Presenta una masa de aire inestable, incluso con precipitaciones en verano. 

- Clima de estepa de altura: predomina en la zona andina sobre los 3.500 msnm. Se caracteriza por la baja en las temperaturas y por las precipitaciones de origen convectivo.

Material de apoyo