Independencia: El desastre de Rancagua

El general español Mariano Osorio, a la cabeza de 5 mil soldados, se dirigía a Santiago. O'Higgins y Carrera lograron reunir más de tres mil hombres, pero no soldados. Con la mitad de ellos O'Higgins se encerró en la plaza de Rancagua.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 26/09/2011
  • Imprimir

El desastre de Rancagua

Desastre de Rancagua, óleo de Giulio Manetti (Museo de Rancagua).

Desastre de Rancagua, óleo de Giulio Manetti (Museo de Rancagua).

En 1814 patriotas y españoles se disputaban en Chile el derecho a gobernar el país. Los ejércitos de ambos bandos se habían enfrentado muchas veces, pero nada había detenido el avance de las tropas realistas desde el sur. José Miguel Carrera estaba a cargo del gobierno del país, y Bernardo O'Higgins del ejército. Ambos se pusieron de acuerdo para detener al enemigo que avanzaba hacia la región del río Cachapoal: O'Higgins avanzaría con sus hombres hacia la plaza de Rancagua, para atrincherarse allí. Otra parte del ejército, quedaría estacionado a dos leguas del lugar, para reforzar la lucha si era necesario.

El 1 de octubre, Mariano Osorio, que había llegado desde Perú con el encargo de reconquistar la capitanía general de Chile, atacó a las fuerzas patriotas, desde los cuatro lados de acceso a la plaza. Tenía 5 mil hombres bien armados, contra 1.180 bajo el mando de O'Higgins. La lucha fue encarnizada, pero la superioridad numérica y la mejor estrategia de los españoles, decidió el final. Las tropas de caballería que deberían haber reforzado a los patriotas, no pudieron acercarse, ni menos cruzar el cerco instalado por los españoles.

Después de 33 horas de resistencia, O'Higgins decidió salir con sus tropas y atravesar, a sangre y fuego, la línea enemiga. Sólo un tercio de los soldados chilenos sobrevivieron. Por eso la historia conoce este episodio como el Desastre de Rancagua. Con él se puso fin al primer intento independentista de Chile, que se conoce como Patria Vieja; y se inició el periodo de Reconquista, por parte de los españoles.