Mesa redonda

La mesa redonda es una dinámica de grupo que te permite desarrollar una modalidad de discurso público oral. 
En la mesa redonda, no se promueve la discusión, sino más bien entrega distintas visiones acerca de lo expuesto.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 27/05/2010
  • Imprimir

Modalidad de discurso público oral

Esta técnica se utiliza para mostrar ante un auditorio los acuerdos y divergencias que pueden tener distintas personas sobre un tema.

Los integrantes de la mesa redonda no pueden ser menos de tres. Cada uno hace uso de la palabra durante un breve lapso que el coordinador moderará, cediendo la palabra a los otros participantes de la mesa redonda en forma sucesiva. Asimismo, irá tomando notas durante las exposiciones. Terminada las exposiciones, el coordinador resume brevemente las ideas aportadas por cada uno, señalando las diferencias más notorias que se hayan planteado. A continuación propone al auditorio hacer preguntas sobre lo expuesto, a los integrantes de la mesa redonda.

En la mesa redonda participa un moderador/a, al menos tres expositores y un público oyente.

Los expositores exponen, de forma clara, convincente y precisa los argumentos para defender sus posturas.

El público oyente hace preguntas una vez finalizada la intervención de cada expositor.

La mesa redonda es una dinámica que se efectúa cuando se desea conocer el punto de vista de distintas personas sobre un tema determinado. En esta técnica grupal se siguen una serie de pasos, que permiten el mejor desempeño de la misma:

Preparación

- Motivar y determinar con precisión el tema a tratar.

- Invitar a las personas que expondrán.

- Preparar el lugar con afiches, letreros, recortes, revistas y todo lo que tenga relación con el tema a tratar.

- Efectuar  una reunión previa a la mesa redonda para coordinar a los participantes, temas y subtemas, el desarrollo y cronología de los expositores.

Desarrollo

El coordinador inicia la mesa redonda y:

- presenta a los expositores;

- introduce el tema a tratar;

- explica el desarrollo de la mesa redonda;

- entrega el orden de los expositores;

- comunica al auditorio que, una vez concluidas las intervenciones de los expositores, pueden hacer preguntas;

- cede la palabra al primer expositor.

La exposición de los participantes no puede prolongarse más de dos horas en las cuales se establecerán sugerencias sobre el tema ya discutido, también en esta parte el coordinador debe ser imparcial y objetivo en cada una de sus conclusiones. es el encargado de abrir la conversación y presenta el tema, fija las reglas respecto al tiempo de los turnos de palabras y, al finalizar, realiza un compendio de las ideas expuestas invitando al público a presentar sus inquietudes.