El texto informativo

En todo proceso de comunicación escrita es necesario que el emisor tenga alguna información que comunicar, y que organice el mensaje de un modo que sea comprensible para el receptor.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 27/05/2010
  • Imprimir

El texto, algo que comunicar

El texto, algo que comunicar.

El texto, algo que comunicar.

En todo proceso de comunicación escrita existe un emisor, quien escribe un mensaje, y un receptor, quien lo lee.

Para que esto se produzca, es necesario que el emisor tenga alguna información que comunicar, y que organice el mensaje de un modo que sea comprensible para el receptor.

Al mismo tiempo, el receptor debe estar dispuesto a recibir y comprender el mensaje, y debe existir un medio físico que permita que se concrete la comunicación. También, la información debería atraer su atención, resultarle entretenida e interesante.

Al mensaje o conjunto de mensajes entregados por el emisor, lo llamamos texto.

A menudo, tú te enfrentas a distintos tipos de textos: relatos de aventuras, artículos sobre deportes, cuentos, ensayos de ecología, descripciones geográficas, narración de acontecimientos históricos, etcétera.

Como ya sabes, estos textos pueden ser clasificados -entre otras formas- en dos grandes grupos: textos literarios, en los que predomina la función estética, y textos informativos, que cumplen una función instrumental. En los textos literarios, el emisor puede respetar un orden lógico o apartarse de él. En los textos informativos, se esfuerza por ordenar la información en una secuencia lógica.

Ejemplo
- Desde la mañana, grandes y chicos salían a las calles, luciendo alegres disfraces para celebrar la llegada de la nueva estación.

- La celebración culminaba con la coronación de la reina y el rey feo, que bailaban la última pieza, bajo las estrellas.

- Por la tarde, grandes carros alegóricos, adornados con flores recorrían las calles; al atardecer, se iniciaba el baile callejero.

- Hasta hace algunas décadas, se celebraba en todo Chile, la Fiesta de la Primavera.

Para ordenar este texto, debes encontrar las respuestas de las siguientes preguntas: ¿A qué acontecimiento se refiere el texto?¿Qué caracterizaba a esta celebración?¿Cómo se desarrollaba la fiesta en la tarde y en la noche?¿Qué evento ponía fin a los festejos?

En este caso, además de describir la Fiesta de la Primavera, el emisor nos dice en qué momento del día se desarrollaban los festejos. La información está ordenada en el tiempo. La secuencia temporal es otro elemento importante que nos ayuda a organizar un texto.

La descripción

En los cuentos y artículos de revistas, así como en la comunicación cotidiana, encontramos -a menudo- descripciones de personas, paisajes, casas, cuadros, en fin, objetos de todo tipo.

Lee atentamente los siguientes ejemplos:

a. La mañana del domingo era fría y transparente. Las calles de la ciudad se veían solitarias. A lo lejos, la montaña nevada imponía su presencia majestuosa.

b. El cuadro representa un escena sicodélica. En primer plano, se ve un cantante de rock, con el cuerpo contorsionado por la música, vistiendo un traje de color metal electrizante. Más atrás, los músicos, con su variedad de instrumentos infernales. Como telón de fondo, estrellas, lunas y signos del zodíaco, dispuestas caóticamente sobre un cielo intensamente azul, inocente y diáfano.

En estas descripciones, el orden del texto sigue la mirada de quien describe, pero -de todos modos- se advierte una presentación del tema, y una secuencia que va de lo más cercano a lo más lejano.

Analicemos otro texto:

Era alta, morena y algo maciza. Sus ojos oscuros tenían una mirada soñadora. En la escuela, se sentaba siempre a mi lado. Jamás atendía a clases. Estaba siempre dibujando corazones y perfiles en su cuaderno de croquis...

En este ejemplo, el emisor describe a una compañera de curso. Inicia la descripción entregándonos una visión de conjunto de su amiga. Presenta su aspecto general, para que podamos imaginarla y, después, centra su atención en aquellos rasgos físicos y formas de comportamiento que para él resultan más importantes.

Se trata de una descripción subjetiva, pero requiere -igualmente- de una introducción que ubique al lector.

La descripción de personas recibe el nombre de caracterización. Al caracterizar a alguien, no puedes presentarlo como un objeto sin vida. Es importante entregar antecedentes como sus rasgos sicológicos, sus preferencias y su forma de comportamiento.

También, ten en cuenta que para hacer una buena descripción, debes emplear un vocabulario adecuado, que permita al lector captar con precisión los rasgos de aquello que estás describiendo y formarse una imagen lo más exacta posible de lo descrito.

Por último, si observas nuevamente los ejemplos, notarás que el emisor no sólo nos informa sobre la manera y aspecto de las cosas o personas. Además, nos entrega su punto de vista, el modo cómo él las ve, lo que le parecen, es decir, las califica: la escena del cuadro es sicodélica; los instrumentos le parecen infernales; el cielo se ve inocente. La mirada de su compañera es soñadora.

Recuerda

Para producir un texto informativo, es indispensable:

- Tener algo que comunicar.

- Ordenar la información en una secuencia que facilite la comprensión del lector.

- Introducir el tema.

- Entregar los elementos esenciales.

- Si se presentan acontecimientos, hay que respetar la secuencia en que ocurren.

Texto descriptivo

En un texto descriptivo, se nos muestra un objeto, animal, persona, paisaje, etcétera.

La descripción, al igual que otros textos informativos, se inicia con una introducción o presentación del objeto.

Cuando se describe algo, el orden del texto sigue -a menudo- la mirada de quien describe o destaca los aspectos que al autor le parecen más significativos. Al describir, el emisor suele incorporar su punto de vista y califica, de este modo, lo que describe.

La descripción de personas recibe el nombre de caracterización. Al caracterizar a alguien debes incorporar -además de los rasgos físicos- sus características sicológicas, sus actitudes y formas de comportamiento.

Emplear un vocabulario adecuado, es un elemento muy importante en una buena descripción.