Género dramático

El teatro, al igual que la poesía, nace también en las sociedades primitivas, para satisfacer la necesidad de los hombres y mujeres de desarrollar rituales mágico-religiosos, y asegurar así el favor de los dioses en la caza y en la recolección de alimentos.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 28/05/2010
  • Imprimir

¿Cómo nace el teatro?

La poesía y el teatro están muy unidos, pues este último básicamente se inició como poesía dramatizada. En el teatro se representa un conflicto, situaciones o peripecias a través de actores que interpretan personajes, los cuales entablan diálogos entre sí, en un determinado ambiente que les sirve como escenario y donde realizan diferentes tipos de acciones. 

La palabra drama, como veremos más adelante, proviene del término griego drao, que significa hacer, obrar o actuar.

Los elementos contenidos en esta descripción del teatro (acción, personajes, peripecias y conflicto humano) se denominan componentes del mundo dramático.

Aunque el género dramático es un texto literario que se puede leer, su finalidad es la representación teatral. Puede estar escrito en verso o en prosa. Diferente es el caso de las acotaciones, que son instrucciones (escritas entre paréntesis) para orientar a quienes representarán la obra, sobre la escenografía, escenas, y los gestos, actitudes y movimientos de los actores que interpretan a los personajes, y que en realidad no forman parte de la obra misma.

Theatron

El teatro, al igual que la poesía, nace también en las sociedades primitivas, para satisfacer la necesidad de los hombres y mujeres de desarrollar rituales mágico-religiosos, y asegurar así el favor de los dioses en la caza y en la recolección de alimentos.

Desde sus inicios, fue un arte atado a los conflictos y valores humanos, pero también refleja la tendencia lúdica (de juego) del hombre, que lo lleva a transformarse por un tiempo en otra persona, y adoptar su apariencia y lenguaje para descubrir en sí mismo las respuestas a su condición humana. El teatro, tal y como lo conocemos hoy, surge de la antigua Grecia. De hecho, la palabra teatro es una derivación del griego theatron, que significa lugar para contemplar. En esa zona se hicieron las primeras representaciones, motivadas por ritos y ceremonias en honor a Dionisios, dios de la fertilidad y del vino.

Material de apoyo