Inferencia de significados por contexto

Muchos estudios sobre inferencia de significado por contexto indican que una gran proporción de palabras desconocidas pueden ser entendidas siguiendo este camino. Para poder tener más claro el proceso de inferir significados, se presentará la siguiente estrategia de desarrollo.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 24/01/2010
  • Imprimir

Índice de Temas:

  1. Introducción al tema
  2. Pasos para desarrollar la Inferencia de significados

Pasos para desarrollar la Inferencia de significados

Para desarrollar de buena manera la inferencia del significado, te presentamos a continuación una serie procedimientos que debes seguir. En este caso, se considerará el trabajo de inferir el significado de una palabra en un texto determinado.

Procedimientos

1. Leer el texto.
2. Subrayar la palabra desconocida.
3. Determinar, considerando sus características, estructura y determinantes, si es un sustantivo, verbo, adjetivo, etc.
4. Aislar la palabra, tratando a través de sus morfemas y constitutivos, de entender su significado.
5. Relacionar la palabra con los componentes de la oración.
6. Buscar una palabra que la pueda reemplazar sin perder el contexto.
7. Situar la palabra encontrada en el contexto inmediato u oracional.
8. Revisar si el sentido de la oración no se ha perdido.
9. Determinar el significado de la palabra.

Ejemplo
Texto de trabajo:
“Casi ni tiempo había tenido el desdichado animal de humedecer su lengua en el líquido cuando sufrió un temblor “compulsivo” en todos sus miembros y quedó tan rígido y sin vida como si lo hubiese herido el rayo”.
Sherlock Colmes, Estudio en escarlata. Sir Arthur Conan Doyle.

Desarrollo de los pasos de la estrategia

La palabra desconocida es “compulsivo”.
Por sus características, es un adjetivo calificativo, palabra de doble afijación discontinua cuya raíz es puls; el prefijo es com y va sufijazo con ivo.
Compulsivo, califica al sustantivo “temblor”. El verbo es “sufrió”, por lo tanto hay un cambio que pareciera connotar algo negativo. El que sufre es el “desdichado animal”. Con respecto del temblor, este tiene una característica que se sufre “en todos sus miembros”; algo simultáneo que invade a todo el cuerpo. Se describe también que este temblor lo deja “tan rígido y sin vida como si lo hubiese herido el rayo”.
Por la segunda oración del párrafo: “y quedó tan…”, se está señalando que fue un temblor intenso, arrebatador, potente, que involucra a todas las partes del cuerpo y las obliga a reaccionar.
En la primera oración, unida a la segunda por la conjunción “y”, se expresa que fue algo muy repentino e inevitable, porque sólo llegó. Entonces, la palabra desconocida estaría en esa dirección.
Palabras que se asemejan: “forzoso, obligatorio, apremiante”.

Para verificar si la inferencia es correcta:
a. Observa si la palabra de tu inferencia pertenece a la misma categoría gramatical de la palabra desconocida.
Las palabras forzoso, obligatorio, apremiante son adjetivos calificativos al igual que la palabra compulsivo.
b. Reemplazar la palabra desconocida por que se infirió. Si la oración tiene sentido, la inferencia probablemente está correcta.
“… cuando sufrió un temblor apremiante en todos sus miembros y quedó rígido y sin vida como si lo hubiese herido el rayo”
c. Si la palabra desconocida puede separarse en prefijo, raíz, y sufijo, y darle un sentido, ayuda también a inferir sus significados.

Sin embargo, hay que ser cuidadoso con aquellas palabras que tienen más de una acepción, ya que se podrá inferir un significado distinto al que precisa el contexto, y así cometer un error. Por esta razón, es conveniente seguir primero las estrategias anteriores, es decir, inferir por contexto, antes de optar por este sistema.

Experiencias han demostrado que el solo uso de afijos y raíces como elementos de inferencia no son muy eficaces, ya que no todas las palabras tienen estos componentes. Una vez que la palabra desconocida ha sido analizada según sus partes, es más probable que la inferencia tuerza la interpretación del contexto. Así, es recomendable dejar el luso de afijos y las raíces como el último paso de la estrategia para que el alumno se acerque a la interpretación del contexto con una mente abierta.