*
thank-you-394201_960_720

Formación Ciudadana, Historia, Geografía y Ciencias Sociales

1° Básico

Dar las gracias

Mostrar nuestro agradecimiento va mucho más allá de pronunciar la palabra mágica gracias es mostrarle a la otra persona que realmente valoramos y apreciamos lo que ha hecho por nosotros o lo que nos ha dado.

Siempre existen cosas para dar las gracias, tener un lugar donde vivir, qué comer, estar juntos, quererse mutuamente, o estar sanos. A veces nuestra situación es difícil, pero aún así encontramos aspectos que nos dan alguna satisfacción. Pídeles a tus padres, que te ayuden a crear una lista de todas aquellas cosas por las cuales podrían dar las gracias.

Sabias que José es un niño exigente, de tu misma edad, de esos que dicen, “quiero esto”, y se lo tienen que dar  al momento. Sí, puedes creerme lo que te digo, lee con atención esta breve historia, y después trata de actuar la historia de José como un personaje del teatro.

Un día normal para José.

¡Oiga, Profesora María! ¿Qué hora es?

Querrás decir: por favor, le responde la profesora, con una sonrisa.

No, quiero decir lo que he dicho, dice José huraño. Pero como ya veo que usted no me lo dice, se lo preguntaré a mi compañera Camila ¿Qué hora es?

Querrás decir: por favor le responde Camila.

Pero ¿Qué pasa en este lugar? ¿Por qué nadie me responde? ¡Tomare el furgón para irme a mi hogar gruñe José, enfadado, y le grita al conductor del furgón! ¡Eh, pare, pare!

Pero cuál será su sorpresa cuando ve que el furgón pasa de largo. -¡No!, exclama, enojado, Pero…. ¿por  qué no  para? Está bien me iré andando.

Gracias por haberme elegido para caminar.

José, grita. ¿Quién habrá dicho eso? No hay nadie a la vista.

Por favor, mira hacia tus pies, yo estoy debajo. José mira debajo de sus pies y sólo ve la calle. ¿Una calle que me da las gracias por pisarla?, esto es demasiado. Y camino de un lado y a otro. Va enojado, sin fijarse donde pisa.

¡Uf, que cansado estoy!, exclama. Me sentaré un rato en esta banca. Pero la banca mueve hacia atrás y José se golpea en el suelo.

¿Qué  le  pasa  a esta banca?  Se  ha  movido. Y  el  árbol  también  se  ha alejado de mí. Y las flores también se van. Y ahora el sol se esconde detrás de una nube ¿Que es lo que está pasando? ¿Por qué se van todos?, grita

-Quizás te has olvidado de ser educado y dar las gracias, le dice un abuelo, que estaba a su lado. ¿Qué es eso?-responde José.

El abuelo le pide al sol que por favor, que le explique a José por qué se esconde.

-Llevo toda la mañana calentándole y ni las gracias me ha dado.

Ni a mí  por el  descanso, dice el banco, ¿Lo ves?, dice el abuelo. Desde ahora no olvides que con gracias y por favor, con estas palabras vivimos todos mucho mejor. José vuelve a casa triste y se acuesta pensando en las palabras del abuelo. Al día siguiente, antes de irse al colegio, le dice a su madre:

-Adiós mamá, y muchas gracias por el desayuno tan rico que me has preparado.

-Hijo de nada, me alegro de que te haya gustado.

¿Qué le pasa a José que da las gracias y pide todo por favor?

-Porque he comprendido que con gracias y por favor vivimos todos mucho mejor le responde José.

Mostrar nuestro agradecimiento va mucho más allá de pronunciar la palabra mágica gracias es mostrarle a la otra persona que realmente valoramos y apreciamos lo que ha hecho por nosotros o lo que nos ha dado.