*
Copesa

Biografías, K

Koch, Robert

Bacteriólogo alemán, famoso por descubrir el bacilo de la tuberculosis en 1882 y el bacilo del cólera en 1883. Recibió el Premio Nobel de Medicina en 1905. Es considerado el fundador de la bacteriología.

Heinrich Hermann Robert Koch nació el 11 de diciembre de 1843 en Klausthal, Hannover (Alemania), el tercero de una familia de 13 hermanos. Fue un niño aplicado, un coleccionista de plantas, insectos y minerales, más tarde mostró inclinación por las matemáticas y la física.

Luego de terminar sus estudios escolares, Koch comienza a estudiar medicina en la Universidad de Göttingen, graduándose en 1866. Su carrera fue temporalmente interrumpida por la guerra franco-prusiana.

Su primer descubrimiento fue el del bacilo de ántrax (agente del carbunco). En aquella época, Louis Pasteur había lanzado ya su teoría sobre el papel de los gérmenes en la enfermedad, pero esta había sido rechazada por importantes patólogos incluyendo Virchow y Billroth. Fue precisamente el trabajo de Koch sobre el ántrax el que convenció a los escépticos que muchas enfermedades contagiosas se debían a microorganismos. En 1880 fue nombrado miembro del Departamento de Salud Imperial de Berlín, realizando aquí su descubrimiento más genial, el del bacilo de la tuberculosis (Bacilo de Koch).

El trabajo de Koch consistió en aislar el microorganismo causante de una enfermedad y hacerlo crecer en un cultivo puro. El cultivo puro fue utilizado para inducir la enfermedad en animales de laboratorio, en su caso la cobaya, aislando de nuevo el germen de los animales enfermos y comparándolo con el germen original.

En la India, aísla e identifica en Calcuta el bacilo del cólera. Entre 1891 y 1904 fue director del Instituto de Enfermedades Infecciosas.  A partir de un extracto en glicerina del bacilo de la tuberculosis desarrolla la tuberculina, la que podía utilizarse para inmunizar contra la tuberculosis, pero no resultó. Sin embargo, posteriormente serviría como técnica diagnóstica. Por sus descubrimientos y sus trabajos epidemiológicos para prevenir la tuberculosis, Koch recibió en 1905 el Premio Nobel de Medicina.

Probablemente tan importante como su trabajo en la tuberculosis, sean los llamados Postulados de Koch que establecen el origen bacteriano de una enfermedad:

1º, el agente debe encontrarse en cada caso de enfermedad;
2º, no debe encontrarse en casos con otra enfermedad;
3º, debe ser aislado;
4º, debe ser cultivado;
5º, al ser inoculado debe producir la misma enfermedad;
6º debe ser aislado de nuevo del animal inoculado.

Murió el 27 de mayo de 1910 tras haber dejado en el instituto bacteriológico más avanzado de su época, numerosos discípulos: Gaffky y Eberth descubrieron el bacilo tífico; Löffler, el bacilo diftérico; Pfeiffer, el Bacillus influenzae; Welch, norteamericano, el clostridium de la gangrena gaseosa; Kitasato, japonés, descubrió, junto con Nikolaier, el bacilo tetánico. Emil von Behring, otro discípulo, descubridor de la antitoxina diftérica y de la seroterapia, fundador de la toxicología, recibió el Premio Nobel en 1901. Paul Ehrlich, otro discípulo, fundador de la inmunología, recibió el Premio Nobel en 1908 junto con Ilja Metchnikoff, descubridor de la fagocitosis.