*
Copesa

Biografías, M

Muñoz de Guzmán, Luis

Oficial de marina español y gobernador de la Corona Española en Chile. Su gobierno se destacó por la gran cantidad de obras públicas, entre las cuales se destacan: La construcción del edificio de la Casa de Moneda y el empedramiento de algunas calles de Santiago.

El Gobernador Luis Muñoz de Guzmán nació en Sevilla en 1735 y murió en Santiago en 1808. Siguió la carrera naval y como oficial de marina participó en la campaña de Marruecos (1774) y luego en los conflictos de España con los portugueses del Brasil (1777). En 1779, fue ascendido a capitán de navío, calidad en la que participó en las aciones contra las naves inglesas en Gibraltar. Ya en 1789 era jefe de escuadra. En 1791, el Rey lo nombró Presidente de la Real Audiencia de Quito, cargo que desempeñó hasta 1796, cuando renunció y se dirigió a Lima. Allí recibió la notificación de su promoción a Gobernador de Chile (1801), cargo que asumió formalmente al año siguiente.

Obras públicas y cultura

El gobierno de Luis Muñoz de Guzmán se caracterizó por los adelantos en las obras públicas. Desde hacía mucho tiempo se venía trabajando en la construcción del canal del Maipo. Sin embargo, por distintos motivos -generalmente financieros- la obra no avanzaba. Muñoz de Guzmán encargó un nuevo estudio sobre las faenas y su trazado, pero en 1804 la obra quedó nuevamente detenida.

Asimismo, ordenó empedrar las calles de la ciudad. Le correspondió inaugurar varias obras que habían sido iniciadas bajo el mando de otros gobernadores, tales como el edificio de la Casa de Moneda, el palacio de la Real Audiencia y las Cajas Reales. Además, durante su mandato se empezó a utilizar la vacuna contra la viruela (1805), enfermedad que en esa época era endémica e incluso mortal.

Luisa Esterripa: un nuevo estilo

Lo que más ganó el corazón de los chilenos fue el nuevo estilo de gobierno que Muñoz de Guzmán impuso junto a su mujer, Luisa Esterripa. Ambos gozaban de una alta reputación en materias culturales, e incluso él era cultor de la música. El palacio de gobierno se abrió a la alta sociedad santiaguina, al mismo tiempo que la pareja frecuentaba las más distinguidas residencias de la capital, marcándose un hondo contraste con quienes antes habían desempeñado igual cargo.

El Gobernador y su esposa se destacaban por sus finos modales, especialmente Luisa, quien había sido dama de honor de la Reina. También, es digno de destacar el hecho de que a instancias de Muñoz de Guzmán se fundó una sociedad de literatos. Ella introdujo en Chile el primer salón al estilo francés, el cultivo de la música en sociedad, el teatro, y otras costumbres, como los viajes a la playa en verano.