*
Nutrientes.jpg

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

5° Básico

Nutrientes

Para desarrollar todas sus funciones, el hombre debe consumir alimentos que contengan todos los principios nutricionales. Estos alimentos son: el agua, los hidratos de carbono, las grasas, las proteínas, las vitaminas y las sales minerales.

El agua es fundamental, por cuanto constituye el principal componente del organismo y más de la mitad de su peso. La mayoría de las reacciones bioquímicas del organismo se realizan en disolución acuosa. Su función principal es la de reposición, empleándose en la eliminación de los productos de desecho a través de la orina y las heces, en la sudoración y en la humidificación del aire que inhalamos, entre otras actividades. El cuerpo la obtienen al consumirla directamente, o bien a través de bebidas y alimentos que la contengan.

Los hidratos de carbono, llamados también glúcidos, están formados por carbono e hidrógeno, y realizan una función energética mediante su oxidación. De acuerdo a la complejidad de sus moléculas, se dividen en polisacáridos, disacáridos y monosacáridos.
Los alimentos que son ricos en hidratos de carbono son los azúcares, harina, miel, pan, papas y uvas.

Las grasas o lípidos están formadas por carbono, hidrógeno y oxígeno, colaborando en la función energética, aunque su acción requiere de más tiempo para producirse. Son ricos en grasas alimentos como los aceites, los productos lácteos, huevos y grasas animales.

Las proteínas son fundamentales en todas las etapas de la vida, pero hacen más falta en la niñez y adolescencia, cuando el cuerpo se está desarrollando y necesita crecer. Están contenidas en productos como la leche, carnes rojas, huevos y pescados.

Las vitaminas son sustancias orgánicas de diversa composición que no se sintetizan en el organismo y que son esenciales para la realización de ciertas actividades orgánicas. Los alimentos que aportan muchas de ellas son las frutas y las verduras.

El organismo necesita cierta cantidad de sales minerales, como sodio, potasio, calcio, hierro, cobre, magnesio, cobalto, yodo y cloro. Son ricos en sales minerales las verduras, las frutas, el agua y la sal común que consumimos para aliñar los alimentos.

La importancia de una dieta balanceada

La dieta del ser humano debe contener los principios alimenticios en las cantidades adecuadas a la función que realiza. Esto, porque lo que ingerimos actúa de la siguiente manera:

Reposición: a través de la orina, heces y sudoración, el cuerpo pierde agua y sales minerales, que deben ser repuestas por la dieta. Las necesidades de agua son cercanas al litro diario; y la de las sales son pequeñas, pero muy variadas.

Renovación: para el desarrollo y renovación de los tejidos orgánicos necesitamos proteínas, las cuales son el principal componente del organismo después del agua. Las necesidades proteicas diarias son, en el adulto, de un gramo por cada kilo de peso. Sin embargo, esta cifra se eleva durante la infancia, a causa del crecimiento.

Energía: las necesidades energéticas varían según el trabajo y el esfuerzo físico realizado. El aporte energético se obtiene de los hidratos de carbono, grasas y proteínas.

El organismo acumula reservas energéticas en forma de grasas y glucógeno. Por eso, cuando el aporte es excesivo y no se consume puede llegar a producirse la obesidad.

Dadas todas las funciones anteriores es que la dieta de los niños y adultos debe ser variada.

Sales minerales

Son elementos químicos que se encuentran en el cuerpo y ayudan a regular las funciones de este. Sin embargo, como están continuamente eliminándose a través de la transpiración, la orina y otras secreciones, es necesario consumirlas en los alimentos. Están divididos en dos grupos:

– Macrominerales: el calcio, fósforo, sodio, cloro, magnesio, hierro y azufre son minerales esenciales y se necesitan ingerir en mayor cantidad que los microminerales.

– Microminerales o minerales traza: son el zinc, cobre, yodo, cromo, selenio, cobalto, molibdeno, manganeso y flúor. Estos minerales son igual de importantes que los macrominerales, pero el organismo los requiere en menor proporción.

Para investigar

¿Sabes cuánta cantidad de alimento puede contener tu estómago?