*
606335.jpg

Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Mundo moderno: Descubrimiento de América

5° Básico

El primer viaje de Colón

Colón, rechazado en Génova, en Portugal y en Inglaterra, se dirigió a los soberanos de España, Isabel y Fernando, que muy ocupados con el sitio de la ciudad de Granada, tardaron en escucharle. Un solo hombre, fray Juan Pérez, comprendió el genio de Colón y supo hacerle comprender a la reina.

Conquistada Granada, Isabel llamó al genovés, financió su empresa, y el 3 de agosto de 1492 salieron del puerto de Palos tres pequeñas naves: la Santa María, gobernada por Colón, y las carabelas la Pinta y la Niña por los hermanos Martín Alonso y Vicente Yáñez Pinzón.

Llegaron a las islas Canarias y desde aquí se lanzaron a lo desconocido. En repetidas ocasiones vieron islas flotantes de verduras y pájaros que les hicieron creer en la proximidad de alguna tierra; pero estas esperanzas se desvanecían, y mientras así se alejaban del mundo conocido penetrando más y más en la inmensidad, la inquietud y el temor se apoderaron de los ánimos. Por fin la tripulación se sublevó, quiso volverse a España, y Colón tuvo que emplear toda su maña y energía para disuadir a sus hombres de aquel intento. Pero en la noche del 11 de octubre un marino de la Pinta, que iba la primera, grita: ¡Tierra! En la mañana del 12 de octubre desembarcaron en ella. Colón la bautizó con el nombre de San Salvador (los nativos la llamaban Guanahani). Formaba parte de las Islas Bahamas, y es hoy denominada Isla de Watling, al norte de Cuba.

En su primer viaje (1492-1493) Cristóbal Colón solo descubrió islas: las Bahamas, Cuba y la Española (hoy Santo Domingo). En el segundo (1493-1496) arribó a varias de las pequeñas Antillas; en el tercero (1498-1500) vio las bocas del río Orinoco (Venezuela) y llegó al continente sin saberlo; por último, en el cuarto (1502-1504) reconoció las costas de Colombia que dan al mar Caribe.

El genio de Colón tuvo envidiosos. Al regreso de su primer viaje todo fueron favores; pero a la vuelta del segundo se enfrió el entusiasmo. Contaban con que traería un cargamento de oro y trajo muy poco. Al tercero comenzaron las persecuciones; cargado de cadenas y acusado de traidor, Colón volvió a Europa. La reina Isabel se apresuró a borrar la afrenta; sin embargo, Colón no pudo marchar de nuevo hasta pasados cuatro años, y cuando llegó al frente de la Española le prohibieron que desembarcara.

Durante largo tiempo se vio privado de todo socorro en la costa de Jamaica, donde había zozobrado, y anduvo errante por el mar de las Antillas. En España, el rey Fernando lo recibió con frialdad; su protectora, Isabel, agonizaba. Abatido por los pesares, Colón no sobrevivió a la reina más de dos años (1506). Ni siquiera tuvo la satisfacción de que las nuevas tierras llevaran su nombre. La posteridad dio a América el nombre del navegante florentino Américo Vespucio, que en 1499 arribó al continente.

Una vez hallado el camino, los descubrimientos se sucedieron con rapidez. En 1513 Vasco Núñez de Balboa atraviesa el istmo de Panamá y entra el primero en el océano Pacífico. En 1518 Juan de Grijalva descubre México y muy pronto Hernán Cortés emprende su conquista. El descubrimiento del Pacífico por Balboa y la primera circunnavegación de la Tierra realizada por Hernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano entre 1519 y 1522, demostraron en forma definitiva la esfericidad de esta y la existencia de un nuevo continente.