*
602232.jpg

Biografías, D

Díaz Insunza, Eloísa

Derribando los prejuicios machistas de la época y gracias a su esfuerzo y dedicación, logró convertirse en la primera mujer en ostentar el título de médico en el país y Sudamérica.

Hija de Eulogio Díaz Varas y Carmela Insunza, Eloísa Díaz nació el 24 de junio de 1866, en Santiago. Cursó sus primeros estudios en el Colegio de Primeras Letras de Dolores Cabrera de Martínez y las humanidades en el Liceo de Isabel Le Brun de Pinochet, egresando en 1877.

Ya en 1881, con tan solo 15 años de edad, Eloísa Díaz logró derribar los prejuicios y sorprendió durante su examen de bachiller, siendo aprobada por unanimidad. Tras ello, decidió inscribirse en la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, siendo una de las primeras mujeres en ingresar a un recinto de educación superior en el país.

Los años de estudios no estuvieron exentos de obstáculos, ya que Eloísa Díaz debió luchar contra el machismo de la época. Incluso, asistía a clases acompañada de su madre, evitando comentarios malintencionados. Pese a ello, logró licenciarse en Medicina y Farmacia el 27 de diciembre de 1886; pocos meses después, el 3 de enero de 1887, recibió su título de médico cirujano. Se convirtió así en la primera mujer médico del país y de Sudamérica; hasta esa fecha, solo existían en Estados Unidos e Inglaterra.

Tras su importante logro, trabajó en la clínica ginecológica del doctor Roberto Moericke en el Hospital San Borja Arriarán. Paralelamente, fue profesora de higiene de la Escuela de Preceptores del Sur. Sus estudios la hicieron la persona más instruida en el tema, por lo que, finalmente, se convirtió en inspector médico escolar del país, cargo que ostentaría por más de 30 años.

Su apreciable labor y aportes la hicieron merecedora, durante el Congreso Científico Internacional de Medicina e Higiene, realizado en 1910 en la ciudad de Buenos Aires, del título de Mujer Ilustre de América.

Un año después fue designada como la primera directora del Servicio Médico Escolar de Chile, desde donde instauró el desayuno escolar obligatorio, la vacunación masiva de estudiantes y la lucha contra enfermedades que afectaban a los infantes, como el raquitismo y la tuberculosis. Eloísa Díaz se retiró de sus funciones a los 60 años. En 1950, fue internada en el Hospital San Vicente de Paul, donde murió el 1 de noviembre de ese mismo año.

¿Sabías que?

En 1888, Eloísa Díaz fue la única mujer inscrita en el PRIMER CONGRESO MÉDICO CHILENO.