*
621169.jpg

Historia de Chile: evolución de la república, Historia, Geografía y Ciencias Sociales

6° Básico

Un 31 de marzo de 1866 Valparaíso fue bombardeado

La escuadra española bombardea Valparaíso por un roce diplomático entre España y Perú. Los hispanos se habían apoderado de las guaneras ubicadas en las islas Chinchas, lo cual significó un gran daño económico para Perú. El hecho fue interpretado por Chile como una agresión a la soberanía de los estados americanos y, solidarizando le declaró la guerra a España el 24 de septiembre de 1865.

El puerto de Valparaíso fue bombardeado el 31 de marzo de 1866 por la Escuadra Española. El fuego que se prolongó durante cuatro horas, destruyó los almacenes de aduana, los edificios públicos y el centro comercial. Los daños alcanzaron un valor de 3.6 veces el costo total de la Expedición Libertadora del Perú.

Este bombardeo se gestó por un roce diplomático entre España y Perú. Los hispanos se habían apoderado de las guaneras ubicadas en las islas Chinchas, lo cual significó un gran daño económico para Perú. El hecho fue interpretado por Chile como una agresión a la soberanía de los estados americanos y, solidarizando le declaró la guerra a España el 25 de septiembre de 1865, durante el gobierno del Presidente José Joaquín Pérez Mascayano.

La guerra comenzó con el bloqueo de las costas chilenas con media docena de modernas naves de guerra de la Escuadra española, que recibió dos duros reveses; primero frente al puerto de Papudo y después, junto a la isla de Abtao, en el Canal de Chacao.

Luego de estos combates la situación española se tornó casi insostenible, pues carecían de carbón, víveres y hasta el cebo para las máquinas. Además, el bloqueo comercial que España había impuesto a Chile, no surtió el efecto esperado, dada la extensión del litoral chileno, por los numerosos puertos del territorio y el escaso número de naves que España destinó para ello.

Dada la situación, decidieron retirarse, pero por el fracaso en el bloqueo de las costas chilenas, el Comandante de la Escuadra española Casto Méndez Núñez, recibió la orden de emprender una acción de castigo, iniciándola con el bombardeo de Valparaíso.

Entonces, Méndez notificó el día 27 de marzo al Gobernador de Valparaíso, que cuatro días más tarde bombardearía la ciudad, pidiéndole que se izara banderas blancas en los hospitales, iglesias y establecimientos de beneficencia. La población de 80 mil habitantes, debió abandonar la ciudad.

En esos momentos se encontraban en la bahía de Valparaíso la escuadra inglesa y la norteamericana, pero el Encargado de Negocios de Inglaterra no autorizó la intervención de sus naves en este conflicto, pues lo contrario significaba un combate entre España y el Reino Unido.

Al conocer el pronunciamiento de los ingleses, los norteamericanos no se atrevieron a intervenir. Entonces el Cuerpo Consular en pleno, le señaló a Méndez la inutilidad de su acción y la reprobación mundial que España sufriría, pero no fueron escuchados por el jefe español.

A las 8 de la mañana del día 31, ambas escuadras extranjeras zarparon, dejando la ciudad y puerto de Valparaíso abandonados a su suerte. En esos momentos los cañones de la “Numancia” anunciaron que en una hora más empezaría el bombardeo.

Así fue, que la Escuadra española, compuesta por el poderoso blindado “Numancia” y las fragatas “Blanca“, “Villa Madrid“, “Resolución” y “Vencedora“, iniciaron el fuego a las 9 horas 15 minutos, efectuando dos mil 600 disparos, dejando Valparaíso completamente destruido.

Posteriormente, la Escuadra Española salió de Valparaíso el 14 de abril para ir a bombardear el puerto de El Callao.

A raíz de este bombardeo, Chile se dio cuenta de la necesidad de mantener un Poder Naval consecuente con su condición geográfica, esencialmente marítima. Entonces, ese mismo año se inició la construcción y habilitación de fortificaciones, las que quedaron operativas, al año siguiente, en 1867.

A los cinco años del bombardeo, el 11 de abril de 1871 se firmó un armisticio con España. Tiempo después y gracias a la gestión del Almirante Patricio Lynch Zaldívar se firmó en Lima el Tratado de Paz y Amistad, con fecha 12 de junio de 1883.