Skip to main content
INDICE

José Francisco Perfecto de Salas nació en Buenos Aires en 1708, hijo de Francisco Antonio Martínez de Salas y Ana Rosa de los Ríos.

Sus primeros estudios los hizo en el exigente ambiente intelectual de la Compañía de Jesús; y los superiores, en la Universidad Pontificia de San Miguel, en Chile, donde cursó Artes y Sagrada Teología. Allí obtuvo los grados de licenciado (1728), maestro (1731) y doctor (1732).

En 1736 ingresó al Colegio Real de Santo Toribio en Lima, donde se desempeñó como profesor durante cuatro años. En aquella ciudad alcanzó el grado de bachiller en Cánones en la Universidad Mayor de San Marcos, para posteriormente ser recibido como abogado por la Real Audiencia.

En todos sus estudios se distinguió por su capacidad e inteligencia.

Su permanencia en el Colegio de Santo Toribio le abrió las puertas a la cátedra universitaria en San Marcos y también en el Colegio de San Martín.

Inquieto intelectual, Salas continuó estudiando y en 1739 alcanzó el grado de licenciado y doctor en Cánones. Desempeñó importantes cargos públicos en Chile y Perú. Casado con Josefa Corbalán, tuvo 5 hijos, entre ellos Manuel, de destacada participación en la Independencia de Chile. Murió en Buenos Aires en 1778

Brillante carrera administrativa

En Lima, José Perfecto de Salas inició una importante carrera administrativa. En 1738, fue nombrado defensor de menores y en 1743 abogado de los presos en cárceles de la Inquisición.

Ese mismo año viajó a España, arribando a Sevilla en octubre. Allí obtuvo el puesto de fiscal de la Real Audiencia de Santiago (1746), ciudad a la que llegó en diciembre de 1747. Este cargo lo transformaba en asesor del Gobernador y en representante de los intereses de la Corona.

Trabajó mancomunadamente con Domingo Ortiz de Rozas y continuó haciendo lo mismo a partir de 1755, cuando arribó el nuevo Gobernador, Manuel de Amat.

Proyectos de desarrollo

En 1750 redactó un extenso informe sobre la situación del territorio, dirigido al Rey. En este texto Salas abordó, entre otras materias, la necesidad de establecer nuevas poblaciones y la inutilidad del ejército de la frontera de Arauco. Asimismo, propuso una serie de medidas atingentes a los problemas que denunciaba.

También de estos años data su Historia Geográfica e Hidrográfica del Reino de Chile, encargada por el Gobernador Ortiz de Rozas en 1754, manuscrito que estuvo listo en 1760. Al año siguiente, Amat —que había sido promovido a la calidad de Virrey del Perú— lo nombró asesor general del Virreinato.

Ya establecido en Lima, Salas conoció al nuevo Gobernador de Chile, Antonio de Guill y Gonzaga, a quien proporcionó valiosos antecedentes sobre el país.

En 1775 José Perfecto regresó a Chile para continuar su desempeño como fiscal de la Audiencia, siendo destituido al año siguiente. Se le ordenó partir a España para asumir como oidor de la Audiencia de la Contratación en Cádiz. En 1777 partió a Buenos Aires, donde murió al año siguiente.