Skip to main content

Fecha de Edición: 20.01.2009

Una de las principales preocupaciones de los padres a la hora de ir a la piscina o playa con sus hijos es que ellos puedan sufrir algún tipo de accidente en el agua. Pensando en ello, durante la época veraniega varias piscinas y clubes imparten cursos de natación enfocados en los menores de la casa.

La mayoría de los lugares cuenta con monitores y profesores especializados y cada uno de ellos tiene un máximo de cinco niños a su cargo. Ello hace el trabajo más personalizado y permite ver cuáles son los puntos débiles del alumno para reforzar esas áreas.

Los cursos comienzan desde lo más básico, es decir, familiarizando a los niños con el agua, usando chalecos salvavidas y trabajando en piscinas de baja profundidad (máximo 1,20 m). A medida que van tomando confianza en la labor y en sus habilidades pasan al siguiente nivel.

En el caso de las clases para guaguas o niños menores de seis años las clases van acompañadas de cantos y juegos, más el apoyo de sus padres (mamá o papá). El objetivo de estas clases es que los pequeños aprendan a flotar para que en caso de caídas sean capaces de salir a flote, a sumergirse y a perder miedo.

Existe una nutrida oferta de clases de natación durante la época veraniega, aquí les presentamos algunas:

 Piscina Municipal de La Reina
 Municipalidad de Santiago
 Piscina temperada Acuavita
 Club Deportivo Universidad Católica
 Piscina Estadio Nacional
 Centro Deportivo Providencia
 Centro de Natación Patricia Thompson

Lee además

 Piscinas en Santiago ¡Chao calor!