Skip to main content

Un viaje puede tener diversas motivaciones: científicas, políticas, recreativas, laborales, siendo sus objetivos y expectativas muy diferentes entre sí; sin embargo, viajar implica recorrer un camino no siempre libre de obstáculos, lo que lo asemeja a la vida. Viajando queremos llegar a algún lugar. Buscamos una huella, un camino, y para ello debemos desplazarnos utilizando algún medio de transporte que nos llevará a nuestro destino.

Desde el primer momento de su existencia, el hombre camina y se desplaza, quiere ir cada vez más lejos, y para satisfacer estas ansias indudablemente debe inventar. Así es como, desde los primeros troncos usados en forma de rodillos, pasando por la rueda, los barcos a vela y los aviones, el hombre fue creando los medios que le permitieron, por necesidad o curiosidad, transportarse de un lugar a otro.

Fueron motivaciones históricas, antropológicas y biológicas las que llevaron al hombre a desarrollar los diversos medios de transportes existentes, en este especial conocerás la historia de cada uno de ellos.