*
619833.jpg

Deporte, Educación Física y Salud

Segundo Ciclo

Qué es el tenis de mesa y cómo ganar en este deporte

El tenis de mesa es uno de los juegos más populares del mundo. Aprende sus reglas y técnicas para triunfar en este deporte.

El tenis de mesa o Ping Pong es un juego que se practica sobre una mesa, en la cual pueden participar entre dos y cuatro jugadores. Para practicarlo se utiliza una pequeña raqueta o pala y una pelota ligera de celuloide. Aquí te enseñaremos sus reglas y 5 técnicas para que triunfes en este deporte.

En el tenis de mesa, la mesa mide 2,74 m por 1,52 m, con la superficie superior a una altura de 76 cms del suelo. La mesa está dividida en dos pistas separadas por una red de 15,24 cms de altura y una raya blanca que va por el centro de la mesa desde un extremo al otro, el que se usa en los partidos de dobles.

La superficie de una mesa estándar está hecha de cinco capas de madera, de manera que la elasticidad de la misma permita que cuando se suelta una pelota desde una altura de 30,5 cms, su rebote alcance una altura entre 22,2 y 24,8 cms.

La pelota blanca de celuloide es hueca, tiene un diámetro de alrededor de 3,81 cms y un peso aproximado de 2,5 grs. Las raquetas pueden tener cualquier forma pero suelen ser ovaladas, están hechas de madera y las superficies de sus caras son de goma o esponja lisa o rugosa.

Saque a la altura de los ojos. Foto: Pixabay

Saque a la altura de los ojos. Foto: Pixabay

Tips para ganar en el tenis de mesa

Al igual que en el tenis, en el Ping Pong se trata de golpear la pelota de un campo al otro sobre la red hasta que un jugador falla la bola o la golpea a la red o fuera de la mesa; en cada uno de estos casos el oponente anota un punto.

¿Cómo realizar un buen servicio? Para realizar bien el servicio, un jugador sujeta la pelota en la palma de su mano, la impulsa hacia arriba en el aire y la golpea al bajar, debiendo botarla  primero en la zona de la mesa del que sirve; después el juego continúa como en tenis excepto que la pelota debe botar en la mesa antes de ser devuelta por un jugador.

Cuando un servicio golpea la red pero bota en el campo contrario se llama let y no vale la jugada. Un jugador sirve hasta que se han anotado cinco puntos, después de lo cual el contrario sirve durante los siguientes cinco puntos. Un juego se gana por el primer jugador que consiga 21 puntos.

Si el juego se empata a 20 puntos, el servicio cambia cada punto hasta que un jugador consiga una ventaja de dos puntos, ganando así el juego. Los jugadores cambian de lado después de cada juego (y también cuando un jugador alcance 10 puntos en el juego decisivo del partido). Las pelotas que toquen la red o los bordes de la mesa son válidas.

Cuando en opinión del árbitro una pelota toca un lado pero no un borde de la mesa el jugador que efectuó el golpe pierde el punto.

El juego de parejas difiere del de individuales en los siguientes puntos: el servicio debe realizarse desde el lado derecho del que saca hacia el lado derecho de los oponentes; cada jugador debe golpear o devolver la pelota de forma alternativa con su pareja.

Además, cada jugador recibe cinco servicios y, cuando los oponentes cambian sus posiciones, sirve durante cinco puntos. La devolución que un jugador realiza sobre el golpe de un determinado oponente debe ser alterada después de cada juego o después de que una de las parejas alcance 10 puntos en el juego decisivo del partido.

Golpe de revés. Foto: Pixabay

Golpe de revés. Foto: Pixabay

Para triunfar en el tenis de mesa, utiliza estas 5 técnicas:

  1. Servicio: Antes de realizar tu servicio, párate en el medio de la mesa, lanza la pelota a la altura de tus ojos, y golpéala con la paleta de forma cruzada a tu oponente. Con esto ocultarás la dirección en que irá tu servicio, aumentando las posibilidades de ganar puntos solo con tu servicio.
  2. Recibir saque: Responde el servicio de tu oponente, respondiendo hacia su revés. Con esto, lo obligarás a cometer un error no forzado en su juego y, en caso de responder, tendrás más opciones para responder en una mejor posición.
  3. Mantener la calma: El Ping Pong es un juego de fortaleza mental, donde los peores enemigos son la ansiedad, la frustración y el enojo. Si pierdes un punto, respira profundo, piensa positivo y enfócate en no cometer errores en la devolución de servicios o tus saques.
  4. Revés: Practica tu saque y remaches de revés. Esta técnica es esencial para distraer y engañar a los rivales, ya que es una jugada inesperada en su posición y potencia.
  5. Golpes paralelos: Los remaches y devolución de saques en paralelo, siempre son una buena estrategia de contraataque cuando estás en dificultades. Practica golpes que se acerquen a la línea blanca de la mesa, ya que entre más cerca del borde, más complejo será para tu rival realizar una devolución de tu golpe secreto.