*
Museo de Bellas Artes - Foto Consejo Monumentos Nacionales Chile

Artes visuales: Arte y cultura

Historia del Museo de Bellas Artes

El 18 de septiembre de 1910, fue inaugurado el actual Palacio de Bellas Artes, ubicado en el interior del Parque Forestal. El edificio fue declarado Monumento Nacional el 30 de diciembre de 1976.

Con la presencia del Presidente de la República, don Aníbal Pinto, y su Ministro de Instrucción, don Manuel García de la Huerta, se llevó a efecto el 18 de septiembre de 1880 la inauguración del primer Museo Nacional de Bellas Artes.

Funcionó en los altos del Congreso hasta 1887 y se trasladó posteriormente а la Quinta Normal de Agricultura.

En mayo de 1901 se celebró un concurso de arquitectos organizado por Ramón Subercaseaux y Alberto Mackenna para la creación de un edificio definitivo para el museo. El arquitecto Emilio Jecquier resultó ganador.

Después de nueve años salvando dificultades, finalmente, el 18 de septiembre de 1910, fue inaugurado el actual Palacio de Bellas Artes, ubicado en el interior del Parque Forestal. El edificio fue declarado Monumento Nacional el 30 de diciembre de 1976.

El Museo de Bellas Artes es el principal y más celoso guardián del patrimonio artístico nacional. El terremoto de 1985 afectó seriamente la estructura de su edificio. Por este motivo actualmente se mantuvo en reparación y estuvo cerrado al público por un tiempo prolongado.

Este edificio constituye no sólo un lugar de exhibición, sino también es un centro de gran actividad y divulgación del acontecer artístico.

Posee una veintena de salas donde se exhibe su colección permanente y varias donde se organizan muestras temporales, otras para exhibiciones audiovisuales y un auditorio con capacidad para 300 personas, que se utiliza como lugar de conferencias y conciertos.

Museo Nacional de Bellas Artes. Foto: Museo Nacional de Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes se inauguró en 1910. Foto: Museo Nacional de Bellas Artes

Obras del museo

Existen colecciones que van desde los orígenes de la pintura chilena hasta las últimas tendencias, representadas por obras de las nuevas manifestaciones artísticas.

Durante los siglos XVI, XVII, XVIII se realizaron escasas pinturas en Chile. La sociedad chilena y las órdenes religiosas solían proveerse de obras nacidas en los talleres de Quito, Lima o el Cuzco.

En el Museo de Bellas Artes han conservado obras tan relevantes como “Huida de Egipto”; de Melchor Pérez de Olguín, “Patrocinio de San José”; de Gaspar Miguel de Berrio; “Dolorosa” y “Fray Pedro Bardesi y los pobres”, de anónimos chilenos.

Después de la Independencia, los artistas extranjeros fueron los que dieron impulso a la pintura.

A mediados de siglo emergió una primera generación de artistas nacionales, al comienzo muy influenciados por precursores europeos, como Carlos Wood, marino inglés nacido en Liverpool, Inglaterra, y llegado a Chile en 1819; Juan Mauricio Rugendas, dibujante, pintor y grabador bávaro, que pisó tierra chilena en 1834; Raimundo Monvoisin, nacido en Francia, que arribó al país en 1842; Ernesto Charton, llegado en 1844 y Giovatto Molinelli, quien visitó nuestra patria entre los años 1859-1861. De la gran mayoría de ellos existen obras en el museo.

De los grandes maestros de la pintura chilena se encuentran, entre otras, “La carta”, de Pedro Lira; “La perla del mercader” de Alfredo Valenzuela Puelma; “Riberas del Mapocho”, de Alberto Valenzuela Llanos; “Calle de Limache”, de Juan Francisco González.

La Generación del 13 está representada por artistas como Agustín Abarca, con “El Solita-rio”; Exequiel Plaza y “La Fuente”; Arturo Gordon, con “Novena del Niño Dios”; Fernando Álvarez de Sotomayor y “Escena gallega”; Abelardo Bustamante con “Cabeza de estudio”, entre otras obras.

De la Generación del 40 y de las últimas tendencias existen completas colecciones, entre las que se cuentan obras de Roberto MattaNemesio AntúnezPedro LobosHenriette PettitRicardo Irarrázaval.

Además de la valiosa colección de pinturas chilenas también se han exhibido importantes colecciones de renombrados artistas extranjeros, tales como: Corot, Dupré, Boudin, Murillo, Teniers, Rembrandt; Rubens, Wittgenstein, Picasso, Tanguy, Brauner, Lam y otros.

Y así como la pintura forma parte importante de las colecciones del museo, las muestras de escultura chilena, los valiosos muebles, tapices y objetos de arte también ocupan un lugar destacado.