*

Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Mundo moderno

Segundo Ciclo

El apogeo del hombre

  1. Renacimiento: el apogeo del hombre
  2. El apogeo del hombre

Profesor Mario Orellana R.
Premio Nacional de Historia 1994
Asesor ciclo Historia Universal

Entre los factores que propiciaron esta nueva época cultural se encuentran:

-La irrupción de una clase poderosa y dominante, que se había enriquecido como consecuencia de la prosperidad que vivieron algunas ciudades italianas, Florencia y Venecia, y que fueron claves para el desarrollo de las artes y las letras renacentistas.

-El derrumbe de las convenciones que habían limitado la libertad de pensamiento y acción en la Edad Media.

En esa época los hombres habían pensado más en el Cielo que en la Tierra, mientras que en el Renacimiento surge una nueva visión del mundo, centrada en el hombre y orientada hacia los valores de la naturaleza. El individualismo, el afán de gloria y libertad son las características de este nuevo período.

En un sentido amplio, el Renacimiento significó un cambio en todos los aspectos de la vida de la sociedad europea. Sin embargo, el término Renacimiento tiene un sentido más restringido, que se refiere al ambiente cultural de los siglos XV y XVI, caracterizado por el “renacer” de la cultura grecorromana. El concepto fue usado por primera vez por el artista italiano Giorgio Vasari (1550), quien hablaba de “Rinascita”.

La época renacentista se divide en tres períodos:

-Principios del Renacimiento (1425-1500)

-Alto Renacimiento (1500-1530)

-Manierismo (1530-1580)

Redescubriendo el pasado

Durante el Renacimiento, el mundo clásico grecorromano se consideró digno de admiración. Y, por el contrario, la cultura medieval fue vista como un paréntesis de oscurantismo y, en consecuencia, se la despreció.

Este nuevo aprecio por la cultura clásica constituyó lo que se llamó Humanismo, porque se entendió que sólo el estudio de la Antigüedad podía hacer al hombre “verdaderamente humano”. El Humanismo tuvo su origen en Italia en el siglo XV, con los escritores florentinos Francisco Petrarca y Juan Boccaccio.

Los sabios humanistas se concentraron en reunir y analizar los escritos de la Antigüedad conservados a través de los siglos, por lo que se lanzaron a revisar los archivos de los conventos e iglesias.

Pero el Humanismo fue algo más que el simple estudio de la cultura clásica. Se instaló como una nueva actitud de vida, que revalorizaba al ser humano, su inteligencia y su amor a la naturaleza. El individuo de esta época sintió plena confianza en sus aptitudes y poder creativo. Pocas veces en la historia ha habido tantas personas geniales.

Los mecenas

Muchas de las obras que nos han llegado del Renacimiento no hubiesen podido realizarse sin el auspicio de los mecenas. El término mecenas proviene del nombre de Caius Clinius Maecenas, un estadista romano que se hizo famoso como benefactor de las artes en tiempos del emperador Augusto. Así, siguiendo este buen ejemplo, los poderosos del Renacimiento facilitaron su ayuda material y su protección política a arquitectos, pintores, escultores e intelectuales.

Los mecenas incluían a papas y obispos, reyes y príncipes, banqueros y comerciantes, quienes reunieron obras clásicas, llamaron a los conocedores de la literatura clásica, distinguieron a los humanistas con su amistad personal y encargaron la realización de innumerables obras de arte.

Entre los más celebrados mecenas se contaron la familia Médici y los papas romanos. Los Médici fueron una poderosa familia de banqueros florentinos, cuyo integrante más conocido fue Lorenzo El Magnífico, ferviente admirador de Miguel Ángel y quien logró reunir en Florencia a ilustres literatos y artistas. Entre los papas destacaron Nicolás V, quien contrató centenares de copistas para que reprodujeran obras clásicas, y el Papa Julio II, quien hizo innumerables encargos a Miguel Ángel.

Glosario

-Mecenas: patrocinador y protector de artistas y literatos.

-Humanismo: movimiento intelectual del Renacimiento cuyo centro de interés era el hombre, y que renovó el estudio de la cultura antigua.

Francisco Petrarca (1304-1374)

Filósofo y poeta italiano calificado como el padre del Humanismo, ya que impulsó el redescubrimiento de la letras clásicas. Estudió y trató de imitar el estilo de las obras de Horacio y Virgilio. Escribió Canzoniere, obra por la cual es considerado uno de los grandes poetas de la literatura universal. Por todo esto se ganó la admiración de papas y monarcas de la época.

Juan Boccaccio (1313-1375)

Poeta y novelista italiano del Trecento, considerado uno de los escritores de mayor dimensión universal, en especial por la repercusión de su Decamerón (1352). Este es una colección de cien cuentos, en donde se retrata la vida y costumbres de los italianos de su época.

Erasmo de Rotterdam (1468-1536)

Filósofo, escritor y teólogo holandés. Erudito y humanista por excelencia. Viajero incansable, influyó en la vida cultural de toda Europa. A pesar de ser partidario de la Reforma de la Iglesia, nunca abandonó el catolicismo. Autor de Elogio de la Locura, obra en la que criticó las costumbres de la época.

¿Sabías que?

Ghiberti, el escultor florentino, demoró 21 años en terminar las puertas de bronce del baptisterio del Gran Duomo. Cuando concluyó esta obra, comenzó otras dos puertas, en las que se demoró otros 27 años.

NOTAS RELACIONADAS