*

Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Orígenes del hombre

Segundo Ciclo

La revolución neolítica

Por aquel entonces, la Tierra debía contar con alrededor de ocho millones de habitantes.

En el año 8.000 se descubrió la cerámica en el Sahara y en Siria independientemente. No obstante, el labrado de la piedra también se perfeccionó. De hecho, la denominación paleolítico/neolítico marca el tránsito de la piedra tallada a la piedra pulimentada, si bien no es esta la diferencia más significativa entre ambas culturas, sino la aparición de la agricultura y la ganadería.

Hacia el 7.500 se empezó a cultivar el trigo en Jericó, y se domesticaron el cerdo y la cabra. Por esta época la agricultura y la ganadería llegaron a la Alta Mesopotamia.

Hacia el año 7.000, en Palestina las viejas cabañas circulares habían sido sustituidas por casas de planta rectangular, subdivididas en habitaciones y con las paredes y el suelo cubiertos de arcilla.

Durante el séptimo milenio la densidad de población aumentó notablemente. Se domesticó al buey. La agricultura se extendió por la península de Anatolia (Turquía).

Hacia el año 6.500 encontramos una agrupación de pueblos de cerca de 6.000 habitantes, con casas y santuarios de ladrillo crudo y frescos de divinidades femeninas y toros.

A finales del milenio aprendieron a fundir el cobre para fabricar adornos, puntas de lanza y objetos diversos, pero el metal era escaso y el descubrimiento no tuvo muchas repercusiones.

Al comienzo del sexto milenio las técnicas agrícolas se habían perfeccionado en la zona occidental de la fértil media luna. Se inventó la hoz, la azada, etc. La cerámica se extendió desde Siria toda la fértil media luna.

El Éufrates y el Tigris suministraban excesiva agua en primavera y poca el resto del año, por lo que en su entorno se formaron grandes aldeas de obreros que construyeron presas y canales para almacenar y distribuir el agua.

El quinto milenio

A lo largo del quinto milenio la cultura neolítica se expandió y consolidó por Europa, Asia y África. La prosperidad fue tal, que en este periodo la población mundial pasó de unos 10 millones de habitantes hasta casi 50 millones.

En Europa y África central surge la cultura megalítica, caracterizada por la construcción de grandes monumentos de piedra.

En Grecia se desarrolló la navegación por el Egeo, que llegó hasta la isla de Creta. En Asia la agricultura continuó extendiéndose lentamente por el valle del río Indo.

NOTAS RELACIONADAS