*

Gramática, Lenguaje y Comunicación

Segundo Ciclo

Verbos

El verbo es una palabra que sirve para nombrar las distintas acciones que realizan las personas, los animales, las cosas, la naturaleza…En definitiva, cualquier acción, cualquier actividad que se pueda nombrar, se nombra utilizando un verbo.

 Las palabras constituyen un elemento clave para comunicarnos. Las ocupamos para formar grupos de palabras que pueden ser frases u oraciones.

Recordemos que:

Las frases son grupos de palabras ordenados con sentido, pero que no poseen un significado claro.

Las oraciones, en cambio, son grupos de palabras que, además de estar reunidas con sentido, transmiten un mensaje, una información coherente.

Las oraciones se dividen en unimembres y bimembres, es decir, con verbo y sin él, respectivamente.

En las oraciones bimembres

Todas las oraciones bimembres, además de transmitir un mensaje, como hemos dicho, poseen un verbo y, por lo tanto, pueden separarse en sujeto y predicado.

Es entonces cuando el verbo juega su rol principal, ya que cumple la función de ser la palabra más importante del predicado, es decir, su núcleo. Es en torno a este núcleo, el verbo, que se organizan las demás palabras que componen la oración, si es que las hay.

Decimos esto, pues puede haber predicados compuestos por una sola palabra, como, por ejemplo, en la oración: “Ella vivirá”. Y, más aún, puede haber oraciones completas compuestas por una sola palabra, por ejemplo: “Venceremos”.

Naturalmente, en ambos casos, la única palabra del predicado o de la oración, será un verbo.

En torno al verbo

Podemos ver la importancia del verbo dentro de la comunicación lingüística; ya que al decir o escribir oraciones, quizás sin saberlo, estamos ordenando todas las palabras del predicado en torno a una sola: el verbo. Por otra parte, solo con pronunciar o escribir un verbo, podemos elaborar un mensaje completo, entregar una información o transmitir una idea.

Ahora bien, hemos hablado del verbo como palabra más importante del predicado, pero no la hemos definido.

El verbo es una palabra que sirve para nombrar las distintas acciones que realizan las personas, los animales, las cosas, la naturaleza…En definitiva, cualquier acción, cualquier actividad que se pueda nombrar, se nombra utilizando un verbo.

 

Accidentes verbales

El verbo sirve para denominar acciones. Pero no sólo los ocupamos para nombrar las actividades, sino también para expresar quién realiza esta actividad, y si la realiza ahora o lo hará después.

Para poder expresar todo esto, el verbo debe cambiar, es lo que llamamos un verbo conjugado. Este es un verbo que conserva su significado, pero que varía ligeramente para expresar lo que ya dijimos.

Veamos un ejemplo: la acción de desplazarse en el agua se denomina nadar. Si Daniela realizó dicha acción ayer, dirá nadé; si la realizará mañana, dirá nadaré; si debe cumplirse alguna condición para que Daniela pueda nadar, dirá: nadaría.

En todos los casos, las palabras nos traen a la memoria el mismo significado: la acción de nadar, sólo que ésta se encuentra modificada según las circunstancias. Estas circunstancias son varias, y les llamamos accidentes. Como los accidentes provocan muchas variaciones en el verbo, vamos a estudiarlos por separado.

Persona y número

La variación o accidente que podrás identificar de forma más rápida es la de persona y número. El número se refiere a si es una sola persona la que realiza la acción del verbo, o son varias personas juntas las que lo hacen. En el primer caso, decimos que el verbo está conjugado en forma singular. Cuando la acción es realizada por más de una persona, se dice que el verbo está en plural.

Ahora bien, aun cuando el verbo esté en singular, es decir, cuando la acción sea realizada por una sola persona, estas personas pueden ser diferentes:

La primera persona singular, es Yo.

La segunda persona singular, es .

La tercera persona singular, son Él o Ella.

Igual cosa ocurre cuando la acción es realizada por más personas, en este caso existen:

La primera persona plural: Nosotros (es como decir “varios yo”)

La segunda persona plural: Vosotros.

La tercera persona plural: Ellos o Ellas.

Voz pasiva

Existen formas verbales donde una persona es la que realiza la acción, o que tiene la posibilidad o el deseo de realizarla. A eso es a lo que llamamos un verbo en voz activa.

Sin embargo, existe otra posibilidad, que es que la acción del verbo, el efecto de ella, ya sea un beneficio o un daño, recaiga sobre una persona: a eso llamamos un verbo en voz pasiva.

Esta conjugación verbal se construye utilizando el verbo ser como auxiliar, y el participio del verbo cuya acción se desea expresar.

Ejemplos

– Yo soy amada por mi familia
– Las flores eran regadas por el jardinero
– Ustedes serán recibidos muy bien

Como has visto en los ejemplos, el verbo conjugado según la persona y el número correspondiente es el verbo ser, aunque el participio del verbo que lo acompaña también debe estar en concordancia con ellos.

La voz pasiva refleja

Se da en ciertas construcciones en voz activa con el pronombre se, y que tienen significado pasivo: Se construyen pisos. El sujeto gramatical representa al ser que recibe la acción: “pisos”. Se es un morfema que pone de manifiesto que el sujeto gramatical debe interpretarse como objetivo, no desempeña ninguna otra función sintáctica, se puede analizar como morfema de voz pasiva. El agente de la acción no está especificado.

Ejemplos

– Se vienen a casa
– Se cosen pantalones
– Se coce comida
– Se habla español
– Se venden bicicletas

La reflexiva impersonal

Se usa la reflexiva impersonal para indicar un sujeto general o indeterminado. El verbo siempre está en la 3a persona del singular.

Ejemplos

– Se come bien en ese restaurante
– Se aprende a andar antes de correr
– Se piensa que el español es fácil de aprender

 

Modos y Tiempos verbales

El Modo es la forma en que se manifiesta la acción expresada por el verbo. En español los Modos verbales son: el Modo Infinitivo, el Indicativo, el Subjuntivo y el Imperativo

Cada uno de estos Modos posee a su vez distintos Tiempos, ya que las acciones pueden realizarse de una misma manera, pero en momentos diferentes. Revisaremos cada Modo de manera general, refiriéndonos a los Tiempos que puede presentar cada uno.
 
Infinitivo

Es aquel que representa el significado puro del verbo, es decir, sólo denomina la acción, sin dar información acerca de la persona que la realiza ni del momento en que lo hace. Este es el único Modo que no se conjuga acompañado de una persona.

El Modo Infinitivo tiene tres tiempos:

– El también llamado Infinitivo, que constituye el nombre mismo de la acción. Por ejemplo: estudiar, correr y salir.

– El Gerundio, que expresa la acción como si estuviera realizándose permanentemente. Por ejemplo: estudiando, corriendo y saliendo.

– El Participio, que expresa la acción como si fuera un estado. Por ejemplo: estudiado, corrido y salido.
 
Indicativo

Este Modo es aquel en que se expresa con certeza que determinada persona realizó, realiza, realizará o realizaría determinada acción. Por ejemplo: yo estudiaba, él corre, nosotros saldremos.

Decimos que se expresa con certeza porque se trata de asegurar que las personas realizan las acciones, y no que dichas acciones serán posiblemente realizadas. Ahora, esta certeza de la acción puede ocurrir en distintos Tiempos.
 
En el Modo Indicativo existen cinco Tiempos:

–  El más conocido es el Presente, que indica que la acción se realiza en el mismo momento en que se expresa. Por ejemplo: Yo estudio, Él corre y Ellas salen.

–  Otro tiempo en que se puede realizar la acción es el Pasado. Para expresar que la acción se realizó en el pasado, existen dos maneras: Una es a través de un tiempo llamado pretérito Perfecto Simple. Este indica que la acción se realizó en el pasado, pero en un momento determinado del tiempo, que puede ser un día o un año, y que tiene un límite claro. Por ejemplo: Yo estudié dos horas, Tú corriste toda la tarde, Nosotros salimos ayer. 
 
–  La otra forma de expresar una acción realizada en el pasado es a través del Pretérito Imperfecto. Este también se refiere al pasado, pero esta vez expresando que la acción se realizó en un tiempo no determinado en forma exacta. Por ejemplo: El año pasado, yo estudiaba más – Cuando eras chico, tú corrías a saludarme – Antes, ellos salían tarde del colegio.
 
–  El Tiempo llamado Futuro Imperfecto es aquel que expresa que la acción se realizará en el Futuro, sin importar si este Futuro sea cercano o lejano. Por ejemplo: Él estudiará medicina cuando sea grande – Vosotros correréis mañana – Ellos saldrán en una hora.

–  El Tiempo Condicional indica que la acción se va a realizar en el Futuro, después de que se cumpla una determinada condición; de ahí su nombre de Condicional. Es importante señalar que esto no se contrapone con lo dicho al comienzo en cuanto a que el Modo Indicativo incluye acciones que efectivamente se realizan, ya que en el Tiempo Condicional se expresa una acción que se realizará efectivamente, solo que con una condición de por medio. Por ejemplo; yo estudiaría si pudiera; él correría si se lo piden; ellas saldrían si dejara de llover.

Forma verbal que se utiliza para expresar una acción que se realizará en el futuro, siempre y cuando se cumpla y/o desarrolle cierta condición previamente.  Ejemplo: Te llamaría si tuviera tu número telefónico.

También se utiliza para dar sugerencias: Sería bueno que dejaras de fumar; como forma de cortesía: ¿Tendría la amabilidad de cerrar la ventana, por favor?  o para señalar probabilidad :  Serían las 3 cuando lo encontré durmiendo.

Subjuntivo

Es aquel en el cual se expresa la acción como un deseo o petición, o bien como una posibilidad. En este caso, las personas no realizan efectivamente las acciones expresadas por el verbo, sino que desean realizarlas o piden a otra persona que lo hagan. Asimismo, se expresa a través del verbo que existe, la posibilidad de que la acción se realice.

Igual que el anterior, este Modo tiene distintos Tiempos, según sea el momento en que es probable que la acción ocurra:

–  El Presente se utiliza para dar al verbo la expresión de ruego, petición, deseo o posibilidad en el momento, pero la acción a realizar siempre tendrá un matiz de futuro, es decir, se desea o se pide ahora, pero la acción puede realizarse o no en el futuro.

Por ejemplo: Te ruego que estudies este año – Puede que corramos todos en la maratón – ¡Qué salga todo bien!.

–  El Pretérito Imperfecto plantea la acción del verbo como un deseo o una posibilidad desde el pasado: se trata de cosas que no son, de acciones que no se realizan, pero que se desea que así fueran, y que, de ocurrir, tendrían lugar en el Futuro. Este tiempo puede conjugarse de dos maneras diferentes en cada persona y número, sin que se altere su significado. Observa: Si estudiaras un poco más.. -Si estudiases un poco más… Ambas oraciones significan lo mismo; en ambos casos, el verbo pertenece al Pretérito Imperfecto del Modo Subjuntivo. Lo mismo ocurre con todos los verbos. Por ejemplo: Si corrieras más rápido – Si corrieses más rápido; Si salieran, se mojarían – Si saliesen, se mojarían.

–  En el Futuro Imperfecto la acción se plantea como un deseo hacia el Futuro. Ahora bien, este tiempo ha caído en desuso y ya casi nadie lo incorpora en su lenguaje. Observa: Ojalá estudiares cuando grande- Él corriere próximamente – Si nosotros saliéremos, es porque quisiéremos. Como ves, los ejemplos resultan extraños, ya que es probable que nunca hayas oído a alguien hablar así. Normalmente, cuando queremos expresar este tipo de acción hacia el Futuro, utilizamos el Pretérito Imperfecto, así: Ojalá estudiaras o estudiases cuando grande.
 
Imperativo

En este Modo, existe una persona que manda a otra realizar determinada acción. Por lo tanto, la acción no se realiza efectivamente, sino que sólo queda expresada la orden o sugerencia que se hizo de realizarla.

En este Modo sólo existe un Tiempo, el Presente, ya que no se puede exigir a alguien que haga algo en el pasado. Las órdenes siempre se dan en presente, aunque la acción a realizar sea en este momento o en el futuro, cercano o lejano. Por ejemplo: Estudia hasta las cuatro – Mañana corran mucho en la carrera – Salid de ahí ahora mismo. También, es importante señalar que en este Tiempo no se conjuga en primera persona singular, ya que es imposible darse órdenes a sí mismo.

 

NOTAS RELACIONADAS