*

Lenguaje y Comunicación, Ortografía

Correctos usos de la S

Aquí te compartimos las reglas más relevantes que debes considerar al momento de redactar y darle uso a la “s”.

Escribir correctamente es necesario para que nuestro mensaje no se malinterprete ni caiga en ambigüedades. Por esta razón, te presentamos a continuación, las reglas básicas de lenguaje que debes considerar al momento de utilizar esta letra. Estos son los correctos usos de la S.

Según la Real Academia Española (RAE), existen reglas diferentes reglas en torno al uso de la S. Las más relevantes son las relacionadas con los adjetivos terminados en oso, osa; los sustantivos y adjetivos terminados en esco. 

También existen reglas en torno a los sustantivos terminados en sión, que expresan la acción de verbos terminados en sar y que no contienen en su forma la sílaba sa del verbo.

En la misma línea se encuentran los verbos terminados en sión que expresan la acción de verbos terminados en der, dir, ter, tir. Se suman a estos, los que no contienen en su forma la letra d o la t en el verbo. Entre ellos están: cesión (de ceder); alusión (de aludir), comisión (de cometer), remisión (de remitir).

Reglas para el uso de la “s”

La S es la vigésima letra en el abecedario español. Aquí te enseñaremos como darle correcto uso en diferentes situaciones: 

1. En los adjetivos terminados en oso y osa.
Ejemplos
: generoso, hermoso, temerosa y graciosa. Existen excepciones como mozo, moza y carroza.

2. En los adjetivos terminados en aso, eso, oso y uso.
Ejemplos
: escaso, travieso, perezoso y confuso.

3. En las palabras terminadas en sión que sean derivadas de una palabra que termina en so o sor.
Ejemplos
: recesión, que proviene de la palabra receso, o ascensión, de ascensor. Expulsión (de expulsar) y revisión (de revisar).

4. En la mayoría de los sustantivos terminados en eso.
Ejemplos
: peso, hueso, ileso, etcétera.
Son excepción a esta regla, entre otras, las palabra aderezo, pescuezo, cerezo y tropiezo.

5. En los adjetivos que forman su grado superlativo con las terminaciones ísimo e ísima.
Ejemplos
: buenísimo (extremadamente bueno) o bellísima, (extremadamente bella).

Utilizar correctamente la "s" es clave en la escritura. Foto: Pixabay

Utilizar correctamente la “s” es clave en la escritura. Foto: Pixabay

Usos de la “s” en gentilicios y otros términos

6. En los gentilicios terminados en ense y es.
Ejemplos
: pascuense y genovés.

7. En las palabras terminadas en isco y usco.
Ejemplos
: mordisco y pardusco.
Las excepciones son blanquizco, blancuzco, y negruzco.

8. En las palabras derivadas que terminan en esco y esca.
Ejemplos
: caballeresco y picaresca.
No hay que olvidar que existen terminaciones verbales terminadas en ezco, que no tienen relación con esta regla, puesto que no son palabras derivadas, sino formas verbales, por ejemplo, merezco, crezco, ofrezco, etcétera.

9. En las palabras derivadas que terminan en sivo y sible.
Ejemplos
: excesivo y comprensible.

10.  En las palabras que terminan en esco y son adjetivos.

Ejemplo: parentesco, pintoresco, grotesco, burlesco, entre otras.

11. En palabras con prefijos como dis, abs, sobre, sin, su, sub, des, semi, super.

Ejemplo: disgusto, absolver, sobreseído, sinsabor, supuesto, subterráneo, semicírculo, supermercado.

12. Una regla relevante, además, es que llevan S todas las palabras terminadas en “ersa”, “erse”, “erso”.

Ejemplos: someterse, adverso, viceversa.