*

Augusto Antonio Orrego Luco

Psiquiatra chileno que perteneció a la generación ilustrada de tendencia liberal, progresista y laica. Participó activamente en los gobiernos de la época liberal y en la Guerra Civil de 1891.

Nació en Valparaíso el 2 de mayo de 1849. Su educación la realizó en el Instituto Inglés de esa ciudad y, en Santiago, en el Instituto Nacional. En 1866 se incorporó al curso de Derecho en la Universidad de Chile, y al año siguiente comenzó sus estudios de Medicina. Finalmente se recibió como médico-cirujano en 1873, con una tesis sobre Alucinaciones Mentales, teoría que le valió su ingreso a la Academia Francesa. Fue casado con Martina Barros Borgoño. Augusto Orrego Luco fue hijo de Antonio Orrego Garmendia, empresario que introdujo la industria de la cera en Chile, y de Rosalía Luco y Barros.

Hermano mayor de Luis Orrego Luco. Ambos pertenecían a la generación ilustrada de tendencia liberal, progresista y laica, que reunía a poetas, escritores, industriales y parlamentarios, entre los que podemos contar a Benjamín Vicuña Mackenna, José Francisco Vergara y José Manuel Balmaceda, entre otros.

Medicina y academia

La carrera profesional de Augusto Orrego Luco abarcó los más amplios espectros. En 1871 y 1872 se hizo cargo de la dirección de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, donde además impartió la cátedra de Enfermedades Mentales hasta 1907. En 1874 se desempeñó como profesor de Anatomía, año en el que también fue nombrado profesor de Astronomía y fiscal del protomedicato. En 1879, durante la Guerra del Pacífico, fue comandante cívico. Desarrolló su profesión de médico en la ciudad de Santiago. Su actividad académica se extendió también a la Real Academia Española, en 1918.

Opositor a Balmaceda

En forma paralela a su labor profesional, Augusto Orrego Luco inició su carrera política hacia 1876. Ese año fue elegido diputado por Santiago, cargo para el que fue reelegido en 1887. En 1886 fue designado como presidente de la Cámara. También fue electo representante de Quillota y Cauquenes. Como diputado participó en la contienda política contra el gobierno de Balmaceda. Frente a la negativa del Parlamento de aprobar el presupuesto nacional en enero de 1891, Balmaceda decretó la vigencia del mismo presupuesto del año anterior, cayendo en un flagrante acto inconstitucional. Ante ello, Augusto Orrego Luco fue uno de los parlamentarios que firmaron el acta de deposición del gobernante, acusado de dictador por el Congreso revolucionario. Con ello se inició la lucha armada de la llamada Revolución del 91.

Ministro de Errázuriz Echaurren

Durante el gobierno de Federico Errázuriz Echaurren (1896 -1901), Augusto Orrego Luco se desempeñó en el Ministerio del Interior y en el Ministerio de Instrucción Pública, en 1898. En medio la polémica sobre la cuestión de límites con Argentina, escribió un artículo en el periódico La Tarde, donde defendió los derechos de Chile a la Puna de Atacama.

En el periodismo político

Augusto Orrego Luco se destacó por su profusas publicaciones, cuyas temáticas iban desde lo científico hasta lo literario, pasando por el periodismo político. En este campo se inició con su trabajo de redacción en el diario La Patria, en 1868. Ayudó a Vicente Grez en El Chirivari, periódico satírico. En 1872 fundó, con Fanor Velasco La Revista de Santiago, donde publicó, entre otros, los artículos La Juventud de Lord Byron y La Vida y Obras de Francisco Bilbao. En 1884 fue redactor La Época, de Santiago; en 1885 se hizo cargo de la redacción del diario La Patria de Valparaíso ; y en 1887 se le encargó la redacción de El Mercurio.

Estudios

Entre su vasta producción se puede mencionar la publicación de estudios sobre Miguel Luis Amunátegui y Domingo Faustino Sarmiento en los diarios La Patria y La Época. También colaboró con la Revista Chilena donde publicó varios artículos. En el Ferrocarril publicó -entre otros estudios- Un periodista Militar y La Centinela Invisible. Entre sus libros podemos mencionar El Movimiento Intelectual en Chile -publicado en la Imprenta Nacional en 1890 y que debido a la Revolución dejó sin terminar-, y un opúsculo titulado La Cuestión Social en Chile.

En la ciencia

Augusto Orrego Luco colaboró en universidades extranjeras, como la de San Marcos de Lima y en la Sociedad de Neurología de París. Entre su producción científica se puede destacar Los Asilos de Enajenados (1875); Una Teoría Nueva sobre las Funciones Cerebrales (1877) y Las Alteraciones Óseas.

Premios y honores

En 1872, la Junta General de Lazaretos lo premió con una medalla de oro por los servicios prestados durante la epidemia de viruela que asoló a Santiago. En 1885 fue designado miembro del Consejo de Instrucción Pública. En 1893 fue elegido miembro académico de la Facultad de Medicina; en 1894, presidente de la Sociedad Médica; y en 1896, presidente de la Asociación de la Prensa. Se trasladó a vivir en Valparaíso , donde falleció el 26 de agosto de 1933.