*

Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Segundo Ciclo

Jerarquía social

La sociedad colonial se caracterizó por ser muy jerarquizada; la clase social más alta era la aristocracia.

  1. Sociedad colonial
  2. Jerarquía social

La aristocracia

La sociedad colonial se caracterizó por ser muy jerarquizada; la clase social más alta, la aristocracia, estaba compuesta principalmente por blancos, es decir, españoles y criollos. Los españoles eran un grupo reducido en estas tierras, que iban rotando de acuerdo a las circunstancias; muchos regresaban a su patria, otros llegaban, etc. Los criollos, en cambio, eran los hijos de españoles nacidos en territorio chileno, que cada día fueron aumentando, aunque más adelante la sangre que corrió por sus venas era mezclada.

La aristocracia chilena tenía en su poder las grandes haciendas y encomiendas. Eran los más poderosos y ricos de la sociedad, su nivel cultural era el mayor, y ejercían gran influencia en los asuntos públicos. Durante esta época, llegaron incluso a comprar títulos de nobleza y a establecer mayorazgos con el permiso del rey; esto último significaba que los bienes de la familia debían pasar a manos del hijo mayor, quedando prohibida su división. En total, en el Chile colonial hubo 21 mayorazgos.

El sector medio

Este sector estaba formado por aquellos que no tuvieron tanta suerte durante la Conquista o que llegaron al país después de esta. Entre ellos estaban -principalmente- los artesanos finos, escribientes, mercaderes, empleados de confianza y mayordomos. Eran españoles o criollos, y mestizos que no demostraban muchos rasgos indígenas. Todos ellos estaban socialmente subordinados a la aristocracia.

Los aborígenes

Durante mucho tiempo, la población indígena quedó sometida al dominio de los españoles y criollos. Sin embargo, poco a poco fue disminuyendo en número, como consecuencia del proceso de mestizaje que se vivía durante la época. Residían principalmente en el campo, donde ni siquiera pudieron mantener su idioma original, ya que los españoles impusieron su lengua natal. Pero al otro lado del Biobío (al sur) la historia era distinta. Si bien no estaban del todo libres y también fueron reducidos por los españoles, los huilliches que habitaban la región de Valdivia y Osorno se encontraban en una relativa independencia.

Los grupos mezclados

La población mayoritaria en la época colonial era la mestiza, que vivía casi en su totalidad en el área rural. Al ser descendientes de blancos y aborígenes, esta población era muy inestable, pues no pertenecía a ningún lado, siendo despreciados por españoles y criollos, y no bien mirados por los nativos. Ante esta situación, los mestizos se automarginaban.

Por otro lado, estaban los mulatos y los zambos. Los primeros eran hijos de blancos y negros, y los zambos eran hijos de negros y aborígenes. Este grupo era mucho más humillado que los mestizos. Incluso, si eran muy negros de piel los utilizaban como esclavos.

En la Colonia todos los grupos eran reconocibles, pero con el tiempo la mezcla fue disminuyendo los rasgos diferenciadores, lo que derivó en un individuo que fundía todas las características en uno solo.

NOTAS RELACIONADAS