*

Artes visuales: Arte y cultura, Educación Artística

Segundo Ciclo

Historia y relevancia de la Casa Colorada

El Museo Histórico de la ciudad de Santiago, más conocido como La Casa Colorada, fue el lugar donde se reunió la Primera Junta de Gobierno, el 18 de septiembre de 1810.

El Museo Histórico de la ciudad de Santiago, más conocido como La Casa Colorada, tiene como objetivo principal dar a conocer la historia y la evolución de la capital desde su fundación, en 1541, hasta nuestro días.

Con este objeto la Municipalidad buscó una casona colonial que fuera representativa y a la vez se encontrara en el corazón de la ciudad.

La Casa Colorada que perteneció a Mateo de Toro y Zambrano, era la construcción indicada y unía a sus características arquitectónicas un legado de tradición único.

Este ilustre ciudadano de la época, inició la construcción de su residencia en 1769 bajo la dirección de Joseph de la Vega, portugués de gran experiencia en el oficio de constructor. Siendo propietario de un solar en la calle de la Merced, pleno centro de Santiago, Mateo de Toro y Zambrano lo destinó para que allí se levantara su hogar.

Al terminarse la construcción en 1779 reunía innumerables condiciones de comodidad, y era, a la vez, un fiel exponente de la arquitectura colonial.

Posteriormente, en 1810 fue el sitio histórico donde tendría lugar la Primera Junta de Gobierno, el 18 de septiembre de 1810.

Interior de la Casa Colorada. Foto: La Tercera

Interior de la Casa Colorada. Foto: La Tercera

Museo oculto en Santiago

La Casa Colorada fue inaugurada como museo el 12 de febrero de 1981. Previo a su inauguración fue objeto de una total restauración, quedando con la fisonomía colonial que luce hoy día.

El museo funciona con 8 salas permanentes, una biblioteca, un auditórium y una sala de exposiciones temporales.

En las salas permanentes, se pretende mostrar distintos aspectos de la vida santiaguina.

Para ello se ha hecho uso de objetos auténticos, reproducciones, grabados, pinturas, dibujos, fotografías, maquetas, planos y material audiovisual.

Esto, junto a nuevos elementos propios de las técnicas museográficas modernas, hace posible que el museo de una real imagen del pasado y presente de Santiago.