*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

5° Básico

La célula: respiración aeróbica y anaeróbica

Para que el cuerpo humano funcione normalmente, necesita energía. Esta se genera en el interior de la célula cuando se transforman compuestos y sustancias.

En el interior de la célula, siempre se están produciendo procesos químicos que modifican compuestos y sustancias (como lípidos, proteínas y carbohidratos). Son los alimentos de la célula y le permiten obtener energía suficiente para hacer funcionar a nuestro organismo.

El alimento ingresa a través de la membrana celular. Una vez dentro, las mitocondrias se encargan de procesarlo con la ayuda de enzimas que aceleran el proceso.

Estas acciones productoras de energía en el interior de la célula se conocen como respiración celular o respiración interna y se desarrolla en dos etapas.

– Primera etapa o respiración anaeróbica: el alimento solo es descompuesto en sustancias intermedias, como alcohol y ácidos. En esta fase no se necesita oxígeno y, por ello, se le conoce como respiración anaeróbica.

– Segunda etapa o respiración aeróbica: se realiza solo si hay oxígeno disponible. Las sustancias intermedias de la fase 1 se descomponen completamente en desechos, tales como dióxido de carbono y agua. Además, se libera la energía necesaria para que el cuerpo funcione de manera correcta.

Sin embargo, la energía que genera la respiración interna no es liberada de inmediato, sino que se almacena temporalmente en una molécula intermediaria llamada ATP (adenosín trifosfato), ubicada en las mitocondrias. Esta actúa en los momentos en que alguna reacción química necesita energía, pero también recicla sus componentes para lograr conseguir más energía de la respiración celular.

Lípidos, carbohidratos y proteínas

Los lípidos son moléculas orgánicas que tienen la misión de conservar la energía por un largo período. Los carbohidratos brindan energía a la célula, en tanto que las proteínas son macromoléculas consideradas como la base de la química vital, debido a que algunas sustancias clave, como, por ejemplo, las hormonas, son elaboradas a partir de ellas. Estas se crean al interior de la célula y, además, tienen la capacidad de formar membranas celulares y controlar las reacciones celulares.

Otros organelos

Aparato de Golgi: ordena y almacena productos como las proteínas.
Retículo endoplasmático: es un sistema membranoso. Se divide en dos: liso y rugoso. El primero transporta células, fabrica lípidos y metaboliza sustancias. El segundo sintetiza y almacena proteínas.
Ribosomas: son estructuras donde se fabrican las proteínas.

Anabolismo y catabolismo

El anabolismo es un proceso mediante el cual en la célula se forman sustancias complejas, como por ejemplo las proteínas. El catabolismo es una fase en la cual se distribuyen moléculas ricas en energía y que, luego, se liberan para ayudar al desarrollo de los diversos procesos del cuerpo humano.

Estos dos procesos se complementan, ya que conforman el metabolismo, que es el conjunto de reacciones químicas relacionadas con la transformación de energía y materia al interior de la célula.

Mitocondrias

Las mitocondrias son organelos que flotan en el citoplasma de las células eucariotas.

Son alargadas (su forma es oval) y miden cerca de una micra de ancho (una micra es igual a una millonésima parte de un metro) y unas cinco de largo.

Están rodeadas por una membrana exterior y otra interior. Su principal función es suministrar la energía necesaria para las actividades celulares.

Enzimas

Las enzimas son catalizadores responsables de estimular reacciones bioquímicas específicas, como, por ejemplo, la combustión de la glucosa (azúcar). Además, tienen la capacidad de vigilar la cantidad de tiempo que tardan las células en consumir las materias primas y producir nuevos productos. Sin las enzimas, muchas reacciones de nuestro cuerpo serían extremadamente lentas, por lo que las personas morirían.