*

Barros Borgoño, Luis

Reconocido por la historia por las distintas funciones que desarrolló durante su vida, tanto en el área educacional, cultural como política, siendo esta última la que más lo marcó, llegando a ocupar la presidencia del país por 2 meses y 23 días en 1925.

Luis Barros Borgoño nació en la ciudad de Santiago el 26 de marzo de 1858. Hijo de Manuel Barros Arana y Eugenia Borgoño Vergara. Realizó sus estudios superiores en la Universidad de Chile, graduándose de abogado a los 22 años de edad, en 1880. Entonces, comenzó su vida laboral en el Instituto Nacional como bibliotecario, tomando además la cátedra de historia.

También se dio a conocer por varias obras de carácter histórico que escribió, entre ellas: “La Misión Muzi“, “Vida del Almirante Lynch“, “La Historia del General“, y “Misión en la Plata” (1876, 1879)”, esta última es una clara defensa a su tío Diego Barros Arana. Además, tradujo la obra “Historia Antigua” de Van den Berg, la que publicó en 1886.

Mientras que, al ámbito público ingresó a los 23 años de edad, cuando fue nombrado en 1881, Jefe de Sección del Ministerio de Relaciones Exteriores. Tres años más tarde fue designado como Relator de la Corte Suprema. Luego, durante el gobierno de José Manuel Balmaceda Fernández en 1889, fue nombrado Ministro de Guerra y Marina; después de la Guerra Civil de 1891, ocupó la misma cartera en 1892 y en 1895.

También durante la administración de Jorge Montt Álvarez fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores, Culto y Colonización en 1894, desempeñando la misma función en 1918 con el Presidente Juan Luis Sanfuentes Andonaegui.

En 1895 como Ministro de Relaciones Exteriores del Mandatario Montt, firmó el Tratado Especial del 18 de mayo de 1895 entre Chile y Bolivia. Posteriormente, al crearse la Comuna de Las Condes el 23 de agosto de 1901, Barros Borgoño fue nombrado entre los tres Alcaldes designados para conformar la primera junta administrativa de la nueva comuna.

Mientras que, el camino al “Sillón Presidencial” lo inició a los 62 años de edad, en la campaña para las elecciones de 1920. En la ocasión el país se dividió en dos coaliciones, la Alianza Liberal que lanzó a la candidatura a Arturo Alessandri Palma, y la Unión Nacional que proclamó como candidato a Barros Borgoño.

El primer grupo estaba compuesto por los partidos Radical, Demócrata y una fracción del Liberal, mientras que la Unión Nacional se conformó con los partidos Conservador, Nacional, LiberalDemócrata y Liberal.

Realizadas las elecciones el 25 de junio de ese año, ninguno de los candidatos tuvo mayoría absoluta, por lo que el Congreso debió designar un Tribunal de Honor, el que declaró con mejor derecho a Alessandri y el Congreso Pleno lo proclamó Presidente de la República.

Sin embargo, al finalizar el gobierno de Alessandri, Barros Borgoño fue nombrado Ministro del Interior; así cuando el Mandatario presentó su renuncia indeclinable el 1 de octubre de 1925, asumió la primera magistratura del país en calidad de Vicepresidente, por un período de dos meses y 23 días, el tiempo que le faltaba a Alessandri para terminar su mandato.

Desde su nuevo cargo llamó a elecciones parlamentarias y presidenciales, entregando el mando a su sucesor, el Presidente  Emiliano Figueroa Larraín el 23 de diciembre de 1925. Luego se retiró a la vida privada, falleciendo a los 85 años de edad, el 26 de julio de 1943.