*

Basilio Urrutia Vásquez

Gobernador y comandante de Armas de Talcahuano . En 1851, Basilio Urrutia defendió la causa del gobierno contra los levantamientos armados de las regiones, participando en la batalla de Loncomilla, mientras que en la década de 1870, Gregorio Urrutia debió enfrentarse a los indígenas de la región costera de La Araucanía.

Basilio Urrutia Vásquez nació en la villa Reina Luisa del Parral, el 14 de junio de 1816. Sus padres fueron Mariano Urrutia y Eulalia Vásquez Villalba. Ingresó al Ejército en 1837, enrolándose en el Batallón Valdivia, con el cual se destacó en las campañas militares en la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana (1837-1839), ascendiendo hasta llegar a capitán (1839).

Contrajo matrimonio en 1847 con Teodolinda Anguita y Arriagada, con la cual tuvo 9 hijos. Debido a la muerte de ella por enfermedad, se casó nuevamente en 1874 con Enriqueta Wait, con la que tuvo otros 3 hijos.

En 1851, Basilio Urrutia defendió la causa del gobierno contra los levantamientos armados de las regiones, participando en la batalla de Loncomilla, después de la cual fue ascendido a teniente coronel en 1852.

Ese mismo año fue designado gobernador y comandante de Armas de Talcahuano, cargo en el que estuvo durante 5 años.

Luego de algunas destinaciones como comandante de batallones, entre 1864 y 1865 sirvió en la Intendencia de Chiloé. Recibió el grado de coronel en 1866, y fue nombrado comandante general de Armas de Arauco, cargo en el que estuvo hasta 1874. Fue ascendido a general de brigada (1871) y general de División, en 1874.

En 1857 el gobierno nombró como intendente de Arauco a Cornelio Saavedra, quien puso en ejecución un plan para incorporar definitivamente ese territorio a la República. En este proyecto tuvieron amplia actuación los militares Basilio Urrutia y Gregorio Urrutia.

Este mismo fue designado general en jefe del Ejército del Sur para la pacificación de La Araucanía, cargo en el que estuvo hasta que fue llamado al gobierno en 1879.

El 17 de abril de 1879 Basilio Urrutia fue designado ministro de Guerra y Marina, haciéndose cargo de los preparativos para la campaña al Perú. Debió renunciar en agosto del mismo año, debido a las críticas por su responsabilidad en la captura del transporte nacional Rimac por el Huáscar. Su principal labor como ministro fue la de crear y organizar el Batallón Cívico Atacama.

Su último nombramiento fue la jefatura del Ejército del Centro (1880), tarea que no pudo realizar debido a su avanzada edad. Falleció el 3 de junio de 1881.