*

Marx, Carlos

Uno de los pensadores más influyentes del siglo XIX que logró trascender épocas. Desarrolló una teoría política y económica revolucionaria, que lo convirtió en el padre ideológico del comunismo.

Datos biográficos

Nació el 5 de mayo de 1818, en Tréveris, provincia renana de Prusia (actual Alemania), en el seno de una familia judía de clase media.

Estudió humanidades, derecho y filosofía, en las universidades de Bonn, Berlín y Jenna. Finalmente, en esta última terminó y se doctoró en filosofía (1841).

En esa etapa universitaria participó en los movimientos estudiantiles de izquierda. Ya convertido en un demócrata radical, escribió artículos para la Rheinische Zeitung (Gaceta Renana), publicación de la que pronto llegó a ser editor.

En 1843 se casó con Jenny von Westphalen, cuyo padre inició a Marx en su interés por las doctrinas racionalistas y socialistas.

Sin embargo, sus ideas políticas le obligaron a dejar Alemania e instalarse en París (1843), en donde estableció contacto con grupos socialistas y trabó una duradera amistad con Friedrich Engels (1820-1896).

En 1844, Marx empezó a escribir para la revista Anales franco-alemanes, en la que publicó artículos críticos sobre la acción de los estados frente a las clases menos favorecidas. Ese mismo año escribió Manuscritos Económicos y Filosóficos.

El peso político de estos escritos le dio fama de agitador, lo que provocó su expulsión de Francia. Establecido en Bruselas (1845), ingresa en la Liga de los Comunistas, tras lo cual se declaró apátrida y revolucionario.

Su amistad y trabajo con Engels

Entre 1845 y 1846, Marx en conjunto con Engels publicó La Sagrada Familia, una dura crítica al idealismo hegeliano, y La Ideología Alemana, donde plasmó su concepto materialista de la historia.

En esa época se dedicaron a escribir textos filosóficos destinados a diferenciar sus propuestas del resto de los pensadores. Realizaron fuertes críticas a los idealistas Bruno Bauer y Pierre-Joseph Proudhon.

En 1848, Marx redactó con su amigo uno de los textos fundamentales de la historia moderna: El Manifiesto Comunista (o del Partido Comunista). Esta obra es un resumen del materialismo histórico, en el que se señala que la lucha de clases es el motor de la Historia y se anuncia el triunfo del proletariado, la clase elegida para combatir el capitalismo.

Pero esta amistad fue más que intelectual, porque, de hecho, cuando Marx se vio en apuros económicos, Engels lo auxilió monetariamente.

Las revoluciones europeas

Entretanto, en 1848, en Francia se produjo una gran revolución político-social. Esta se debió a que la supremacía económica de la burguesía provocaba chocaba con la gran miseria de la clase obrera, situación que llevó a estos últimos a irrumpir violentamente.

El gobierno belga, preocupado por la situación francesa, decidió tomar medidas y ordenó reprimir todo tipo de manifestación revolucionaria. Es por ello que la expulsión de Marx no tardó en suceder.

Luego de la revolución en Francia, estallaron varios levantamientos, entre ellos la sublevación de Marzo en Alemania. Marx aprovechó esta contingencia y entró a su país con el propósito de apoyar las tendencias radicales existentes. Una vez instalado en Colonia, organió un nuevo diario, la Neue Rheinische Zeitung (Nueva Gaceta Renana), el que alcanzó un éxito inmediato.

En 1849, el gobierno prohibió la publicación de la gaceta y Marx fue expulsado del país, al ser acusado de incitador. Emigra a París, donde fue expulsado otra vez.

El Capital

Después de su última expulsión de Francia, se instaló en Londres. En esta etapa es cuando Marx desarrolla la mayor parte de su obra escrita.

Entre 1851 y 1862, Marx fue corresponsal político del New York Tribune. En 1852 escribió El 18 Brumario de Luis Bonaparte, en el que analizaba el golpe de Estado de Napoleón III desde la visión del materialismo histórico.

Siete años después publicó Contribución a la crítica de la economía política, su primer tratado de teoría económica.

En 1867 apareció el primer volumen de El Capital, una de sus obras fundamentales, la que escribió en colaboración con Engels. Esta se convertiría en la gran base del socialismo científico.

Sus últimos años

Aquejado de bronquitis y de depresión, calificado de conspirador internacional por su papel en la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) -Primera Internacional- y su apoyo al gobierno popular de la Comuna de París (1871), Marx abandonó la política en 1873, aunque conservó su influencia en ámbitos socialistas. Murió el 14 de marzo de 1883, en Londres.