Skip to main content

Si con una palabra
pudiera expresar cuánto los quiero,
creo que no sería amor.
Es algo más profundo, más intenso,
más conmovedor que un «te quiero».

Los amo demasiado
como para pensar que algún día
no los tendré conmigo.
Pensar que no resistiré,
pensar que necesitaré tanto.
Un «te quiero», un «¿Cómo te fue?
o un «¿Cómo te sientes?».

No sé por qué la vida da tanto
y luego, lo quita sin piedad.

Tanta gente está sola,
tanta gente no se sostiene
y desearía, por un instante,
tenerlos entre sus brazos.

Muchas veces me cuesta valorar su esfuerzo y dedicación
para que seamos alguien en la vida,
para que seamos, en realidad, felices.
Padres,
sin ustedes no sería quién soy.