Skip to main content

Al utilizar el lenguaje para expresar nuestras ideas, cualquier cambio que hagamos en la pronunciación de las palabras puede variar completamente su sentido. Es aquí donde entran en acción la prosodia, con su acento prosódico y ortográfico.

Existe en la gramática una parte llamada prosodia, que estudia la correcta pronunciación y entonación de las palabras. Para comprender mejor este aspecto del lenguaje es conveniente saber qué se entiende por acentos prosódicos y acentos ortográficos.

acento prosódico
Los acentos están en los textos y las palabras. Foto: Pixabay

Acento prosódico y ortográfico

Acento prosódico

Este acento se caracteriza por tener una mayor elevación de voz (mayor fuerza o intensidad) con que se pronuncia una sílaba determinada de una palabra.

Por ejemplo: muralla, ala, examen.

Es tal la importancia del acento que basta trasladarlo de sílaba para que cambie el sentido de lo que queremos decir.

Un ejemplo de esto es: ánimo-animo-ani.

Acento ortográfico

Acento ortográfico es la rayita con que, en determinados casos, se representa visualmente al acento prosódico. Por lo tanto, se puede decir que las palabras con acento ortográfico son un subconjunto de las palabras que tienen acentos prosódicos.

acento prosódico
Al hablar también acentuamos. Foto: Pixabay

Palabras tónicas y átonas 

De acuerdo al acento prosódico, las palabras se dividen en tónicas y átonas. Las palabras tónicas tienen sílabas acentuadas. Un ejemplo sería: , casa, lida.

Las palabras átonas carecen de los acentos prosódicos: dos, me, lo. Eso se debe a que tienen una sola sílaba. Por lo tanto, no hay otras que permitan hacer una comparación y establecer si hay o no elevación de voz.

Según su acento las palabras tónicas se dividen en: agudas, graves, esdrújulas y sobresdrújulas.

Una palabra es aguda cuando lleva el acento prosódico en la última sílaba: pa-pá; a-mar.

Palabra grave es la que lleva acento prosódico en la penúltima sílaba: es-cue-la; ca-sa.

Palabra esdrújula es la que lleva el acento prosódico en la antepenúltima sílaba. A--ri-ca; gra--ti-ca.

Palabra sobresdrújula es la que lleva el acento prosódico en la cuarta o quinta sílaba antes de la última: -pi-da-men-te; -cil-men-te.