*

Actualidad

Primer Ciclo

Qué son los playgroups

Al cumplir un año los niños ya pueden ingresar playgroups, que corresponden a cursos equivalentes a los que se dictan en un jardín.

No todos los niños, y sobre todo los padres, tienen que someterse al stress de rendir una prueba de admisión para ingresar al colegio de sus sueños. Muchos establecimientos ofrecen la alternativa de entrar con una simple inscripción por secretaría. Esa es la gran ventaja de los playgroups, un curso equivalente a los niveles medio menor y medio mayor de jardín, con la única diferencia de estar inserto en un colegio.

La mayoría de estos cursos, presentes principalmente en planteles británicos, alemanes o franceses, abren sus puertas para alumnos desde los tres años, pero hay otros, como el Instituto Hebreo, que los matricula desde el año. Como son tan pequeños, a esta edad no se les puede hacer ningún examen de admisión y las vacantes se agotan según orden de llegada (previa entrevista con los padres).

“Desde el punto de vista administrativo, los niños de playgroup no son automáticamente alumnos del Santiago College”, aclara Claudia Ribalta, exdirectora de prebásica de esta institución. “Cuando pasan a pre-kinder, deben rendir el mismo examen que quienes vienen de afuera”.

Esa modalidad se extiende a todos los colegios que tienen el sistema. La gran diferencia es que el examen se rinde dentro del horario de clases en un ambiente que les es familiar. Lo único que cambia es la profesora, pues la evaluación es aplicada por la  comisión que examina a los aspirantes externos.

Esto ha permitido que el 95% de los niños de playgroup pasen la evaluación y ocupen más de la mitad de las vacantes de prekinder.

Colegio vs. Jardín

Pese a que nacieron inspirados en los “playgroup” ingleses, que son efectivamente un juego en grupo, la versión chilena se asemeja más a un jardín infantil. La mayoría –llamados petit jardín en las escuelas francesas y spielgruppe en los alemanes- tiene un programa educativo similar al que se imparte en un jardín, por lo que sus  actividades están enfocadas en el desarrollo de habilidades de lenguaje, simbólicas, sociales, afectivas y psicomotrices.

¿Existe alguna diferencia entonces entre el jardín o un playgroup? “En el jardín el ambiente es más familiar. En los colegios, aunque las salas de pre-básica estén separadas del resto, igual el niño se enfrenta a estructuras gigantescas en la entrada. No es una casita familiar como el jardín”, comenta Nuri Gárate, exdirectora técnica de la Junta Nacional de Jardines Infantiles. Y agrega: “Si además tienen que usar uniforme y someterse a horarios rígidos, puede que a muchas madres no les guste”.

Sin embargo, los niños tarde o temprano tendrán que aproximarse al ambiente escolar. “Lo positivo de asistir al playgroup es que el paso al colegio no es tan fuerte. Ya conocen el entorno y a las profesoras y el niño no nota su paso a pre kinder”, dice la exdirectora de la sede Chicureo del Lincoln Internacional Academy, Kristine Seaquist.

Otra ventaja de cursar el nivel medio menor o mayor en un colegio es que los niños pueden aprovechar los beneficios de una institución educativa más grande que la que poseen los jardines. Así, pueden hacer uso de canchas, patios y laboratorios computacionales y las educadoras pueden acceder a perfeccionamiento docente más fácilmente.

“Se pueden hacer acomodaciones curriculares más ricas. Las educadoras del playgroup están en contacto con las de pre-kinder y kinder y se produce una retroalimentación entre ellas para saber en qué están más débiles y más fuertes los alumnos al pasar de nivel”, explica la exdirectora de pre básica del Santiago College.

Pero los padres también ganan, conociendo mejor el colegio y en caso de no estar  conformes, están a tiempo para cambiarse. “Es difícil saber realmente cómo es un colegio, más allá de lo que dice la página web o los amigos”, concluyen en el SC.

 

En ese país, al igual que en EEUU, se trata de iniciativas de padres que se reúnen para que sus hijos jueguen

El origen inglés de los playgroup

En estricto rigor, y tal como su nombre lo indica, el playgroup es un concepto anglosajón que significa “grupo de juego”. En países como Estados Unidos e Inglaterra se usa esta terminología para denominar a grupos de padres que se reúnen con sus hijos para sostener actividades lúdicas durante no más de 4 horas algunos días a la semana.

“En Colombia y Costa Rica el concepto tiene la misma idea. Son grupos a cargo de madres sin perspectiva pedagógica, por lo tanto, no buscan formación”, explica Verónica Romo, directora de la Escuela de Educación Parvularia de la Universidad Central.

En Chile comenzaron a abrirse los primeros playgroups hace aproximadamente 10 años principalmente por la demanda de los padres de poder ingresar a sus hijos pequeños en el mismo lugar donde asisten sus hermanos mayores. “Muchos funcionan con edades integradas, tienen alumnos de entre dos y cuatro años.

Algunos padres se preocupan porque niños de distintas edades estén en un mismo curso, pero puede ser una experiencia muy positiva cuando la educadora tiene un proyecto educativo detrás. De todas formas, un colegio que tiene un nivel medio menor o mayor entre su oferta académica debería pedir asesoría a la Junji”, opina Mónica Manhey, secretaria de estudios de Educación Parvularia de la U. Central.