*

Escritura, Lenguaje y Comunicación

Segundo Ciclo

La publicidad: anuncios propagandísticos y publicitarios

La publicidad la encontramos en todos lados: en la televisión, en los supermercados, en el bus, cuando vamos a ver una película, en la calle, cuando escuchamos radio, al leer una revista o el diario, etc. Pero, ¿sabes para qué sirve y cuál es su importancia para la sociedad?

  1. La publicidad: anuncios propagandísticos y publicitarios
  2. Recursos de la publicidad
  3. La publicidad influye en obesidad infantil

La publicidad es fundamental para que los medios de comunicación sigan trabajando para informar y entretener a la gente y, además, es la encargada de mostrarnos y resaltar las ventajas de los productos y servicios que debemos utilizar como miembros de esta sociedad.

La publicidad es considerada un medio de comunicación a través del cual se busca persuadir o convencer al público para que adquiera, utilice, compre, evite, etc., un producto o servicio, o bien para que el receptor actúe de cierta forma.

Es importante destacar, que la publicidad se organiza y dirige a un público objetivo (de acuerdo al sexo, los grupos de edad, nivel socio-económico, etc.) y dependiendo de éste, serán las características y particularidades del producto, servicio o mensaje que se esté publicitando. En este sentido, la publicidad cumple dos funciones:

  • Informar acerca de aquellas particularidades de los productos, servicios o mensajes.
  • Persuadir o convencer al lector del texto.

Este tipo de texto, que tiene características argumentativas (ya que persigue convencer al receptor), cumple función apelativa porque se dirige directamente al público.

Desde el punto de vista de registro de habla, utiliza tanto el lenguaje formal como el coloquial, dependiendo al público objeto. Por esencia, la publicidad se basa y nutre de los elementos paraverbales y no verbales, tanto en textos escritos como orales. Para lograr su objetivo, la publicidad se apoya de distintos recursos: imagen (imágenes que representan al objeto anunciado) y slogan (texto que fundamenta el sentido de la publicidad).

Clasificación de los anuncios

Dependiendo la finalidad, los anuncios se clasifican en:

Anuncios propagandísticos: busca persuadir o convencer al receptor para que actúe de cierta forma. El objetivo es la promoción de ideas sociales, deportivas, culturales, entre otras, y de visiones de mundo.

Anuncios publicitarios: busca persuadir o convencer al receptor para que adquiera, utilice o compre un producto o servicio. El objetivo es conseguir beneficios comerciales.