*
910891.jpg

Edad antigua: Egipto, Historia, Geografía y Ciencias Sociales

5° Básico

Principales divinidades

Los egipcios fueron un pueblo tremendamente apegado a los mandatos divinos.

Al principio todo en el mundo era agua y caos, hasta que apareció Amón-Ra, que ordenó todo y creó al resto de dioses. Primero creó a sus hijos, Shu (dios del aire) y Tefnut (diosa del agua), que a su vez engendraron a Nut y Geb. Sin embargo, Nut (diosa del cielo) y Geb (dios de la tierra) se casaron en secreto, y cuando Amón- Ra se enteró decidió separarlos y condenar a Nut a que no pudiera tener hijos. Thot (el creador del calendario) tuvo piedad de ella, y sobre el año oficial de 360 días creó cinco más no oficiales para Nut. Así, Nut pudo tener a Osiris, Isis, Nephtys y Set.

Osiris y Set

Osiris era el dios de la agricultura, y enseñó a los egipcios el arte de la siembra. Era un dios muy querido, salvo por su hermano, Set, dios del desierto y de las cosas malas. La envidia le hizo matar a Osiris y tirar su cadáver al Nilo. Isis, hermana y esposa de Osiris, fue en busca de los restos para darle vida nuevamente. Con la ayuda de Anubis y de Thot, Osiris volvió a la vida.

Isis

Isis era la hermana y esposa de Osiris, y se la representaba con un trono sobre la cabeza. Tenía poderes de curación.

Horus

Horus era el hijo de Isis y Osiris, y tenía cabeza de halcón. Era el dios del sol, de la medicina y de muchas cosas buenas. Cuando vengó a su padre expulsando a Set, él tomó su sitio preferente en el panteón.

Anubis

Anubis tenía cabeza de chacal, y era el encargado de embalsamar a los muertos. Al nacer fue abandonado e Isis lo adoptó como suyo.

La leyenda de Osiris

Numerosos mitos unen a los dioses entre sí, pero el más conocido es el de Osiris. Este gobernaba en Egipto como un rey sabio y justo, enseñando a sus súbditos a labrar la tierra y obedecer las leyes. Su hermano Set, envidioso por el éxito de su hermano, le tendió una trampa, invitándolo a un festín en el cual preparó un cofre que prometió obsequiar a quien entrara exactamente en él.

Curiosamente, ninguno de los invitados logró realizar tal proeza, salvo su hermano Osiris, que sí lo consiguió. Al instante de introducirse al cofre, Set, junto con algunos cómplices, lanzó la caja donde iba Osiris al río Nilo. Cuando Isis supo del complot cometido, se marchó rápidamente al río. Gracias a sus poderes, logró encontrar a su esposo y ocultarlo en el pantano. No obstante, Set encontró el escondite, y lleno de ira descuartizó el cadáver de Osiris y nuevamente lo arrojo al río. Isis, al no saber nada de su esposo, comenzó a buscarlo en el pantano, pero lo único que consiguió fueron pedazos, por lo que enterró cada uno de ellos en el sitio donde lo había encontrado.

Posteriormente Horus, hijo póstumo de Osiris, se enfrentó a Set para vengar a su padre, subir al trono de Egipto y poder seguir con la labor desempeñada por su progenitor.