*

Gramática, Lenguaje y Comunicación

2° Básico

Complementos en la oración

El complemento del sujeto puede ser calificativo, determinativo o de especificación, y explicativo; mientras que los complementos del verbo son directo, indirecto y circunstancial.

Complementos del sujeto

Calificativo: integrado por uno o varios adjetivos calificativos o determinativos. Otorga una cualidad, peculiaridad o manera de ser a la palabra que modifica. Ejemplo: Mi papá llegará pronto.

Determinativo o de especificación: formado por un sustantivo que se une al sujeto por medio de una preposición. Ejemplo: Ese computador es muy lento.

Explicativo: menciona datos incidentales, aclara y puede suprimirse sin que varíe el sentido de la oración. Va siempre entre comas. Ejemplo: Cristóbal Colón, osado navegante, descubrió América.

Complementos del verbo

Directo: recibe el nombre de complemento directo la persona o cosa que es el objeto de la acción del verbo. Solamente llevan complemento directo los verbos que denotan acción, son transitivos o activos. Las oraciones se construyen con la preposición a o sin preposición.

Ejemplos

Amo a mis padres.
Llevaremos los libros.

Para identificar el complemento directo basta con preguntar al verbo de la oración: ¿qué?, ¿quién?, ¿a quién?. Ejemplos: ¿A quién amo?  (amo a mis padres) ¿Qué llevaremos? (los libros)

Indirecto: indica a las personas o cosas que reciben la consecuencias, es decir, el fin, daño o provecho de la acción del verbo. Se construye con las preposiciones a o para. Puede llevar otros complementos o puede construirse solo.

Ejemplos

Llevo un libro a mi amigo
Traigo flores para mi madre
Los vecinos compraron una bandera para la escuela.

Para identificar el complemento indirecto se hacen las siguientes preguntas: ¿a quién?, ¿para quién?, ¿para qué?. Ejemplos:¿A quién llevo mi libro? (a mi amigo) ¿Para quién traigo flores? (para mi madre)

Circunstancial: indica las diversas circunstancias de tiempo, de lugar, de modo, de causa, de cantidad, de compañía, de fin, de medio, etc.

Llegaré de mañana (de tiempo)
Llora con ganas (de modo)
Puso el libro sobre la mesa (de lugar)
Llegaré con mi amigo (de compañía)
Respondía la fuerza (de causa)
El tren salió para Chillán (de rumbo o destino)
Mi amigo llegó a Temuco (de procedencia)

Los complementos circunstanciales pueden, en otros casos, construirse sin preposición:
Estudió todo el día (de tiempo)
Lo esperó la vida entera (de tiempo)

Los adverbios o locuciones adverbiales ejercen las funciones de complementos circunstanciales:
Habla lentamente ( de modo)
Trabaja poco (de cantidad)
Te esperaré aquí (de lugar)
Llegó temprano (de tiempo)

(Fuente: “Gramática de la Lengua Castellana”, Soluciones Escolares, páginas 16 y 17)