*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

2° Básico

Carnívoros chilenos

La mayor parte de las especies tiene dentadura adaptada para cortar carne (molares carniceros). La mandíbula está articulada de tal modo que permite realizar amplios movimientos en sentido transversal. Su alimentación carnívora los sitúa al tope de la cadena alimentaria, considerándose superdepredadores.

En Chile hay quince especies de carnívoros autóctonos y varias introducidas.
Las especies del Orden Carnívora (o de los Carnívoros) se hallan en casi todo el mundo. La mayor parte se alimenta de otros vertebrados, a los que dan caza; pero algunos son más bien omnívoros (comen insectos y vegetales, incluyendo sus frutos). Difieren mucho entre sí por su forma, tamaño y costumbres. Suelen tener cuatro dedos en cada pata, provistos de garras a veces retráctiles (que se pueden recoger o esconder). La mayoría son terrestres, pero hay especies adaptadas a la vida arbórea, subterránea y acuática.

Los autóctonos son: zorro culpeo (Pseudalopex culpaeus), zorro chilla (Pseudalopex griseus), zorro chilote (Pseudalopex fulvipes), chungungo (Lontra felina), huillín (Lontra provocax), huroncito (Lyncodon patagonicus), quique (Galictis cuja), chingue común (Conepatus chinga), chingue real (Conepatus rex), chingue patagónico (Conepatus humboldti), puma (Puma concolor), gato montés andino (Oreailurus jacobita), güiña (Oncifelis guigna), gato montés argentino (Oncifelis geoffroyi) y gato colocolo (Lynchailurus colocolo).

– El huillín, nutria o lobito de río (Lontra provocax) se caracteriza por su cuerpo alargado (cerca de 100 cm de longitud total), su cabeza aplastada dorsoventralmente y sus patas que poseen cinco dedos unidos por una membrana. De coloración café oscuro en el lomo y blanco plateado en la zona ventral, su pelaje es aterciopelado y fino. En nuestro país se encuentra entre la Región de la Araucanía y la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, aunque su distribución en el pasado abarcaba hasta la Sexta Región. Habita en aguas de ríos y lagos (aguas límnicas), en zonas del litoral pedregoso y rocoso de los canales patagónicos y fueguinos. Su época reproductiva comienza en invierno y termina en primavera, momento en el cual pare una o dos crías. Construye sus madrigueras en el borde de los cursos de agua, con una abertura bajo el nivel del agua y otra en tierra, bajo los arbustos. Se alimenta de peces, moluscos, crustáceos y ocasionalmente de anfibios y de aves acuáticas. Como consecuencia de su caza indiscriminada ha sido considerada como especie en peligro de extinción.

– El colocolo (Lynchailurus colocolo) suele también denominarse gato de los pajonales. Es un carnívoro de tamaño mediano (menos de 1,5 metro de longitud total) que se distingue por sus poderosos colmillos y molares provistos de puntas, por sus uñas afiladas y retráctiles, sus ojos dirigidos hacia delante, de excelente visión nocturna, y cuerpo alargado y flexible. Es digitígrado (es decir, camina sobre sus dedos), de orejas pequeñas y lengua áspera, por estar cubierta de papilas dirigidas hacia atrás. Su pelaje es largo y en general de color gris amarillento, con líneas oscuras en la nuca y en los hombros. Sus patas y cola presentan franjas oscuras transversales. Sus orejas son puntiagudas y su rostro ancho.

En Chile se distribuye desde la Región de Tarapacá hasta la Región de Magallanes y de la Antártica chilena, ocupando áreas de pastizales, bosques hidrófilos y regiones montañosas. Se reproduce una vez al año, con una camada de una a tres crías. Se encuentra En peligro de extinción, por la destrucción de su hábitat y la caza indiscriminada de que es objeto.

– El puma o león americano (Puma concolor) mide casi dos metros de largo y su peso fluctúa entre unos 30 y 100 kilogramos. Es el felino más grande de Chile. Su coloración varía a lo largo de su área de distribución, abarcando una gran gama de amarillos grises hasta pardo rojizos. Las crías son café amarillentas con manchas. Su cabeza es redondeada, el cuello corto y las patas gruesas.

Su distribución geográfica en Chile abarca casi todo el territorio, excluyendo la Isla de Chiloé y los archipiélagos australes. Habita de preferencia en zonas cordilleranas y bosques, ocupando territorios de varios cientos de hectáreas que delimita marcándolos con su orina. El territorio es compartido por un macho y una o varias hembras.

Es un animal básicamente nocturno, que se alimenta de roedores, conejos, zorros, guanacos, vicuñas, pudúes, huemules, entre otros. A veces ataca animales domésticos, como ovejas y corderos. Está considerado En peligro en la Primera y Quinta regiones, y Vulnerable en las restantes, a pesar de estar legalmente protegido.

– El chungungo (Lontra felina) es conocido también con los nombres comunes de chinchimén o gato de mar. Posee un pelaje aterciopelado, largo y pulido, de un color rojo amarillento, más pálido por debajo. En la cabeza, parte central del torso y cara externa de los miembros es de color más oscuro, casi chocolate, y las patas y la cola son todavía más oscuras. La borra (parte más tosca del pelaje) oculta bajo el pelo es ligeramente azulada. Desde el hocico a la base de la cola mide alrededor de 30 cm. Vive en la zona costera, sobre todo en la Isla de Chiloé, el archipiélago de los Chonos y hacia el sur, en los canales fueguinos y Tierra del Fuego. Obtiene su alimento nadando, ya que consume peces y crustáceos, que come flotando de espaldas. Suele refugiarse en oquedades entre las rocas y en agujeros que hace en el suelo. En Chile es considerada una especie En peligro.

– El zorro culpeo (Pseudalopex culpaeus) es una especie que, fuera del tiempo de reproducción, lleva una vida muy solitaria. Mide entre 1 y 1,8 metro. Su alimento incluye animales silvestres como ratones, conejos y liebres, aunque suele incorporar a su dieta insectos e incluso frutos y hierbas. Por lo general, al anochecer y amanecer el culpeo recorre su territorio con sigilo, buscando su alimento. Se le encuentra en todo el país. Desde el punto de vista de la conservación está considerada una especie inadecuadamente conocida.

– El zorro chilla (Pseudalopex griseus) es de menor tamaño que el culpeo. Forma pareja una vez al año y es la hembra la que cava la madriguera. La gestación de las crías dura dos meses, naciendo entre dos y cuatro cachorros. Su alimento incluye liebres, conejos y ratones silvestres. Igual que el culpeo, también suele ingerir vegetales. Se considera una especie Inadecuadamente conocida.

NOTAS RELACIONADAS