*

Ciencias Naturales, Indagación científica, Organismos, ambiente y sus interacciones, Organismos, ambientes y sus interacciones

Ecología integral y sus características

La ecología es una de las ramas más nuevas de la ciencia. Hoy surge la ecología integral que integra dimensiones humanas y sociales en esta área.

La Ecología es una de las ramas más nuevas de la ciencia. Estudia la relación existente entre los seres vivos y el medio en que viven. Es decir, está íntimamente ligada a la sobrevivencia del hombre, los animales y los vegetales. Pero hoy surge la Ecología integral como fuente de integración de las dimensiones humanas y sociales para esta área de estudio.

El comportamiento del individuo, la sobrepoblación mundial y las consecuencias de las nuevas tecnologías, han motivado que un número mayor de científicos dedique grandes esfuerzos a defender las leyes esenciales del equilibrio ecológico.

En este sentido la Ecología integral apunta a que los seres humanos aprendan a vivir sin dañar su entorno; es decir, que el ser humano aprenda a convivir con otras especies del planeta. El concepto de Ecología Integral ha sido promovido por el Papa Francisco.

Precisamente es el hombre quien, la mayoría de las veces provoca rupturas que podrían llevar al planeta a tener serios problemas alimenticios y al exterminio de los animales y especies vegetales.

Un búho despertando. Foto: Pixabay

Un búho despertando. Foto: Pixabay

Qué es el medioambiente

Para el hombre, el medioambiente tiene un significado muy simple: es todo lo que lo rodea. Muchos de nosotros vivimos en el medioambiente de la ciudad; para otros, es el campo, la montaña y hasta, para unos pocos, el desierto.

En todos estos lugares encontramos vida animal y vegetal, no importa las condiciones en que ella se desarrolle. El aire que respiramos, el suelo sobre el cual nos asentamos y hasta el agua que bebemos, todo es parte del medioambiente.

Hasta hace unos miles de años, el medioambiente de las personas era bastante limitado. Incluso, las tribus nómades (que van de un lugar a otro) no se alejaban demasiado.

Gradualmente, con la navegación y algunos descubrimientos geográficos importantes, la gente comenzó a viajar más y más lejos, se separó de los suyos y se estableció en lugares distantes y fue así como comenzó a comprender que si medioambiente era más extenso de lo que suponía.

Antes de que se produjera esta emigración humana, las actividades de los hombres sólo afectaban a quienes se hallaban cerca de ellos. El humo que emanaba profusamente de una fogata podía molestar a algunos, pero nunca a nadie que estuviera a varios kilómetros de distancia.

Hoy, en cambio, lo que la gente hace en un país puede afectar a la población de otro.

Único espacio habitable

La Tierra en que vivimos no es más que una esfera diminuta entre los millones de otros planetas, estrellas y galaxias que se extienden en el espacio mucho más allá de lo que nosotros podamos imaginar.

Pero este pequeño planeta que sustenta una vasta y complicada red de vida es nuestro medioambiente y el único lugar en que podemos vivir.

Si bien es cierto que la capacidad que el hombre tiene para manejar el ambiente ha entregado una enorme cantidad de beneficios a la Humanidad, también se puede decir que esos mismos beneficios han sido acompañados por cambios peligrosos y algunas veces irreversibles en el sistema ecológico del cual él es parte integral.

Recursos naturales agotados

En los últimos 100 años el hombre ha utilizado los recursos naturales como si ellos pudiesen ser explotados sin mayores preocupaciones, ha contaminado el agua, el suelo y el aire, ha alterado el ambiente poniendo en peligro la estabilidad y la armonía del sistema del cual él mismo forma parte.

Los recursos naturales no renovables de que dispone la sociedad humana están prácticamente agotados. Esta ha sido la acción del hombre que ha acabado con esos recursos, devastando gran parte de la superficie terrestre.

Muchos investigadores piensan que a fines del presente siglo habrán desaparecido todos los bosques tropicales como resultado de la explotación agrícola-forestal. Con ellos también desaparecerán muchos animales y vegetales.

Terminar con este deterioro es tarea del presente. La juventud actual tiene mucho que decir y más que hacer. Pongámonos en acción.