*
Metales y no metales

Educación Tecnológica, Sociedad y tecnología

Segundo Ciclo

Metales y no metales en la tabla periódica

¿Quieres saber cuáles son las principales diferencias y características de los metales y no metales? Aquí te las explicamos con ejemplos sencillos.

Los elementos químicos se dividen entre metales y no metales. Los metales son cuerpos simples o elementos que, por lo general, poseen un brillo característico y son buenos conductores de calor o electricidad. Y, por el contrario, los no metales se distinguen por no ser buenos conductores de electricidad ni calor y ser frágiles a la manipulación.

¿Quieres conocer otra diferencia entre metales y no metales? Los metales son elementos químicos extraídos de la tierra o producidos por aleaciones de metales. En tanto, los no metales forman la mayor parte de la tierra y es posible encontrarlos en sus tres estados: sólido, líquido o gaseoso.

Dentro de la tabla periódica, es posible separar estos grupos de elementos trazando una simple línea diagonal: A la izquierda se encuentran los 84 metales (color verde de la imagen) y, a la derecha, se ubican los 10 no metales, identificados en color rosado (Ver imagen principal).

Los elementos que integran esta diagonal corresponden al boro, silicio, germanio, arsénico, antimonio, teluro, polonio y astato, los cuales tienen propiedades tanto metálicas como no metálicas.

Video: Ejemplos de metales y no metales 

Si quieres aprender cuáles son los principales metales y no metales con ejemplos, revisa este breve video.

Diferencias entre metales y no metales

Metales No metales
Características Presente en estado sólido Presentes en estado sólido, líquido y gaseoso
Buen conductor de electricidad Mal conductor de electricidad
Buen conductor de calor Mal conductor de calor
Maleables y dúctiles Frágiles
Ionizan con carga positiva Ionizan con carga negativa
Poseen brillo No poseen brillo metálico
Formados por átomos con uno o tres electrones Formados por moléculas de dos o más átomos, con entre 4 y 7 electrones

Los metales 

Los metales están formados por átomos, los cuales tienen entre uno y tres electrones que pueden participar de un enlace químico. Cuando se ionizan adquieren una carga positiva.

Su estado físico es sólido (a excepción del mercurio). Poseen un brillo en su superficie y son dúctiles y maleables, es decir, se pueden transformar en alambres o láminas. Entre sus características se encuentra que son conductores de calor y electricidad. Se pueden hacer aleaciones, fundir o mezclar dos o más metales.

Oro

El oro es un metal. Foto: Pixabay

Los metales son un grupo de elementos químicos que presentan todas o gran parte de las siguientes propiedades físicas: estado sólido a temperatura normal, excepto el mercurio que es líquido; opacidad, excepto en capas muy finas; buenos conductores eléctricos y térmicos; brillantes, una vez pulidos, y estructura cristalina en estado sólido.

Los elementos metálicos más comunes son los siguientes: aluminio, bario, berilio, bismuto, cadmio, calcio, cerio, cromo, cobalto, cobre, oro, iridio, hierro, plomo, litio, magnesio, manganeso, mercurio, molibdeno, níquel, osmio, paladio, platino, potasio, radio, rodio, plata, sodio, tantalio, talio, torio, estaño, titanio, volframio, uranio, vanadio y cinc.

Los elementos metálicos se pueden combinar unos con otros y también con otros elementos formando compuestos, disoluciones y mezclas. Una mezcla de dos o más metales o de un metal y ciertos no metales como el carbono se denomina aleación. Las aleaciones de mercurio con otros elementos metálicos son conocidas como amalgamas.

Los metales muestran un amplio margen en sus propiedades físicas. La mayoría de ellos son de color grisáceo, pero algunos presentan colores distintos; el bismuto es rosáceo, el cobre rojizo y el oro amarillo.

En otros metales aparece más de un color, y este fenómeno se denomina pleocroismo. El punto de fusión de los metales varía entre los -39 °C del mercurio, a los 3.410 °C del tungsteno. El iridio, con una densidad relativa de 22,4, es el más denso de los metales.

Metales y no metales

La plata es un elemento metálico

Por el contrario, el litio es el menos denso y un metal blando, con una densidad relativa de 0,53. La mayoría de los metales cristalizan en el sistema cúbico, aunque algunos lo hacen en el hexagonal y en el tetragonal.

La más baja conductividad eléctrica la tiene el bismuto, y la más alta a temperatura ordinaria la plata.

La conductividad en los metales puede reducirse mediante aleaciones. Todos los metales se expanden con el calor y se contraen al enfriarse. Ciertas aleaciones, como las de platino e iridio, tienen un coeficiente de dilatación extremadamente bajo.

Ejemplos de elementos metálicos

Cobre, oro, plata, aluminio, bario, berilio, bismuto, cadmio, calcio, cromo.

Los no metales

Los no metales están formados por moléculas de dos o más átomos, los cuales tienen entre 4 y 7 electrones en su última capa. A diferencia de los metales, cuando se ionizan adquieren carga eléctrica negativa.

Es posible encontrarlos en tres estados: sólidos (azufre y carbón), líquidos (bromo) y gaseoso (oxígeno e hidrógeno).

Estos elementos no poseen brillo metálico (solo el yodo). No son buenos conductores de calor ni electricidad (solo el grafito). Su densidad es baja.

Metales y no metales

El fósforo es un elemento no metálico

Los no metales, además, comprenden una de las tres categorías de elementos químicos siguiendo una clasificación de acuerdo con las propiedades de enlace e ionización.

Se caracterizan por presentar una alta electronegatividad, por lo que es más fácil que ganen electrones a que los pierdan.

Los no metales, excepto el hidrógeno, están situados en la tabla periódica de los elementos en el bloque p. De este bloque, excepto los metaloides y, generalmente, gases nobles, se considera que todos son no metales.

Metales y no metales

El azufre es un no metal sólido

El hidrógeno normalmente se sitúa encima de los metales alcalinos, pero normalmente se comporta como un no metal. Un no metal suele ser aislante o semiconductor de la electricidad.

Los no metales suelen formar enlaces iónicos con los metales, ganando electrones, o enlaces covalentes con otros no metales, compartiendo electrones. Sus óxidos son ácidos.

Los no metales forman la mayor parte de la tierra, especialmente las capas más externas, y los organismos están compuestos en su mayor parte por no metales. Algunos no metales, en condiciones normales, son diatómicos en el estado elemental: hidrógeno (H2), nitrógeno (N2), oxígeno (O2), flúor (F2), cloro (Cl2), bromo (Br2) y yodo (I2).

Ejemplos de elementos no metálicos

Hidrógeno, carbono, nitrógeno, fósforo, oxígeno, azufre, flúor, cloro, bromo, yodo.