*
Economía en la colonia .jpg

Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Segundo Ciclo

Economía durante La Colonia

Cuando la etapa de la Conquista terminó, los españoles habían arrebatado el oro y la plata acumulado por los indígenas. En la época colonial comenzaron a explotar lavaderos y minas, generando una importante riqueza a costa del trabajo de los indígenas chilenos. También se dio paso a las faenas ganaderas y agrícolas en el territorio nacional.
Economía durante La Colonia

Cuando la etapa de la Conquista terminó, los españoles habían arrebatado el oro y la plata acumulado por los indígenas. La economía durante la colonia fomentó nuevas formas de vida: comenzó la explotación de lavaderos y minas, generando una importante riqueza a costa del trabajo de los indígenas chilenos. También se dio paso a las faenas ganaderas y agrícolas en el territorio nacional.

Chile poco antes del siglo XVII se regía bajo un sistema de Monopolio Comercial, el cual limitaba el intercambio de mercancías con otros países del mundo. Este sistema obligaba a Chile  a funcionar bajo la autosuficiencia.

Riquezas dentro del país

De acuerdo a los principios mercantilistas existentes durante la Colonia, la riqueza de cada nación tenía directa relación con la acumulación de metales preciosos que poseía cada una, por lo que la Corona española creó en Sevilla en 1503 la Casa de Contratación, encargada de regir el comercio con las Indias.

Pero más tarde sumó a sus responsabilidades autorizar la salida de pasajeros de América, zanjar disputas mercantiles, encargarse del correo, preparar cartas de navegación y a los pilotos que irían en la travesía.

En cuanto a la organización económica en Chile, en este período existieron dos clases de contribuciones. Unas referentes a ciertos servicios de la población, que pertenecían a los Cabildos, y otras -más generales- que gravaban la producción y los negocios del país, pertenecientes al rey.

Por otro lado, la Corona percibía contribuciones extraordinarias de parte de los colonos, denominadas derrama, lo que era considerado injusto por los gobernadores de la época.

Pero esto no era todo. La Corona, para dar cumplimiento a su política económica, dispuso que las colonias solo comercializaran con ella a través de flotas escoltadas por naves de guerra, para evitar que los extranjeros obstaculizaran este proceso y por los posibles ataques de piratas y corsarios. Pero especialmente, lo que más quería evitarse era que el oro y la plata se fugaran de sus manos.

A mediados del siglo XVII, frente a la escasa extracción de oro y la progresiva desaparición de los indígenas, llevó a los colonos a explorar en la producción agropecuaria y la ganadería, la cual se realizaba en las estancias.