*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

1° Básico

Higiene dental

El cepillo de dientes es un instrumento necesario para la limpieza dental. Su uso, con una técnica adecuada, elimina la placa dental sin dañar el esmalte, elimina los restos de alimentos de los dientes, estimula y limpia tus encías.

Prof. Dra. Andrea Werner. Directora de Especialidad Megasalud.
Facultad de Odontología Universidad de Concepción.

Recuerda que tu cepillo debe estar siempre en buenas condiciones de uso y debe tener un tamaño adecuado a tu edad y a tu tipo de dientes. Además, las cerdas del cepillo deben ser de nylon blando y de puntas redondeadas.

Generalmente, será difícil llegar con el cepillo de dientes a todas las superficies dentarias y, por lo tanto, deberás complementar la limpieza con la utilización del hilo dental.

Cepillado en los niños

El cepillo debe adaptarse en tamaño y forma a las características del usuario. La técnica se modifica desde un cepillado realizado íntegramente por los padres hasta uno progresivamente hecho por el niño. Con frecuencia se puede presentar rechazo inicial al uso del cepillo.

En los primeros meses de vida el uso del cepillo dental es innecesario, pero los padres deben ser entrenados en limpieza de la boca del niño con una gasa.

Cada noche y por las mañana, idealmente después de cada comida los papás primero y luego los niños, deben entrenarse en realizar la limpieza dentaria de un modo secuencial para adquirir un buen hábito de higiene bucal, realizándolo en forma rutinaria del siguiente modo:

1. Comenzar siempre por la misma arcada y por el mismo lado.

2. Limpiar todas las superficies vestibulares (por el lado de la mejilla) de una arcada y todas las linguales o palatinas (por el lado de la lengua y paladar respectivamente)

3. Terminar con las superficies oclusales.

4. Cepillar la lengua.

5. Utilizar hilo dental.

6. Enjuagar y eliminar los restos.

Cepillado entre 0-3 años

– En el niño menor de 3 años son los padres los responsables de realizar la totalidad de estas acciones.
– El uso de hilo o seda dental no está indicado en este período de la vida porque las piezas dentarias presentan espacios entre ellas, conocidos como diastemas.
– El uso de pastas dentales no se indica, pudiendo no ser agradable para el niño y porque no debe ser ingerida lo cual no puede ser controlado por un niño de esta edad.

Cepillado entre 4-6 años

-Técnica similar a la descrita anteriormente en relación a los pasos.
-El niño debe empezar a practicar su cepillado como una maniobra de entrenamiento al igual como empieza a utilizar el cubierto para alimentarse, aunque no logre eliminar la placa bacteriana por si mismo.
-Son los padres los que deben seguir cepillando a sus hijos, ahora agregando pasta de dientes en una mínima cantidad (tamaño de una lenteja y especial para niños) y también usando hilo dental entre sus molares que ya empiezan a perder los espacios y pueden retener alimentos entre ellos.

Pasos del cepillado (niño de seis años y más)

1. Asegúrate que tu cepillo esté en buen estado, con sus cerdas ordenadas y limpio. Siempre debes mantenerlo en un vaso en posición vertical, permitiendo que seque.

2. Pon una pequeña cantidad de pasta dental como del tamaño de una lenteja en tu cepillo.

3. Comienza cepillando las superficies vestibulares (las del lado de las mejillas) desde el lado derecho hasta terminar en el lado izquierdo. Puedes utilizar movimientos rotatorios como giran las ruedas de un tren, siempre con los dientes juntos, como mordiendo.

4. Luego debes limpiar las superficies linguales y palatinas (las que están por dentro), con movimientos suaves de barrido, también comenzando desde el lado derecho hasta terminar en el lado izquierdo.

5. Por último debes limpiar las superficies oclusales (las que muerden), con movimientos de atrás adelante en forma horizontal, en el lado derecho e izquierdo.

6. Para terminar debes enjuagarte con agua y eliminar (escupir) todo resto de pasta y agua que te quede en la boca

El uso de hilo dental o seda dental debe realizarse por lo menos una vez al día. Su técnica de uso puede ser  mas compleja y requiere supervisión.

Además puedes limpiar tus mejillas por dentro y tu lengua con el cepillo o con un instrumento especial para ello (limpia lengua).

El uso de enjuagatorios (detergentes, desinfectantes, con flúor u otros elementos químicos) debe ser recetado por el profesional para cada caso en particular.

¿Sabías que?

La vida útil de un cepillo se estima en 3 meses y variará según el método de cepillado o hábitos de cepillado. Cuando es necesario cambiar el cepillo muy a menudo te recomendamos verificar la técnica de cepillado.

NOTAS RELACIONADAS